Operadores turísticos satisfechos y los visitantes retornaron a casa

Aunque todavía no hay un detalle preciso de los ingresos que dejó el último feriado de tres días, por el 10 de Agosto, operadores turísticos de varias provincias del país mostraron su satisfacción por la llegada masiva de visitantes.

Los balnearios de la provincia de Santa Elena recibieron la visita de unos 40 mil turistas. Para algunos el feriado tuvo el viernes un inicio decepcionante por el frío, aunque las playas estuvieron soleadas al día siguiente, pero ayer se repitieron las bajas temperaturas.

Por la ampliada Ruta del Spondylus transitó un buen número de vehículos que iba en gran parte a las playas de Ayangue, Montañita y Olón.

Aunque la afluencia de bañistas de la sierra fue masiva, los hoteles de la provincia lograron un 80% de ocupación, mientras que los bares y restaurantes cubrieron sus expectativas en ventas, lo que arroja un ingreso de más de $ 1’200.000 para la provincia. Esta situación preocupa a Ottón Arboleda, presidente de la Cámara de Turismo de Santa Elena. “La hotelería informal persiste y deteriora los ingresos de la formal”, acotó.

Desde el mediodía de ayer, las terminales terrestres de Santa Elena, La Libertad y Salinas fueron copadas por gran cantidad de visitantes que pretendían retornar a sus casas.

En Manta, ni el sismo del pasado jueves, ni los anuncios de aguajes para el fin de semana frenaron el ímpetu de miles de turistas por visitar principalmente los 44 balnearios de la provincia de Manabí. Los representantes de la industria sin chimenea de esta localidad calculan que cerca de 40 mil turistas pisaron esta tierra desde el pasado viernes, principalmente de la sierra.

“Creo que en un 95% se han ocupado las más de 15 mil plazas de hospedaje en la provincia”, dijo Fanny Sierra, presidenta de la Cámara Provincial de Turismo. Hoy se espera conocer las cifras reales de cuántos turistas llegaron a los centros de descanso.

Miles de turistas regresaron ayer desde la provincia de Esmeraldas a sus ciudades, especialmente hacia la sierra centro norte, Quito, Tulcán, Ibarra, Latacunga, Ambato, desde donde llegó la mayor parte del turismo en este feriado.

En las afueras de la ciudad de Esmeraldas largas filas de vehículos congestionaron la carretera hacia Santo Domingo. Lo mismo ocurrió en las vías San Lorenzo-Esmeraldas, La Concordia-La Independencia-Esmeraldas-Atacames y Chamanga-Atacames.

El sector turístico no dio cifras sobre la cantidad de turistas que llegó a los balnearios, aunque el balance desde el inicio fue positivo y las playas se vieron completamente llenas.

En Napo con ocasión del feriado de tres días y aprovechando que las vías Quito-Baeza-Tena y Tena-Santa Clara-Puyo están asfaltadas, centenares de turistas nacionales y extranjeros se desplazaron a los balnearios de Papallacta, Archidona, Tena, Puerto Misahuallí y las riberas de los ríos donde hay complejos turísticos.

Bares, hoteles y restaurantes estuvieron ocupados, lo cual, según Pedro Licuy, propietario de un salón de comidas típicas y de un almacén de artesanías, les ha dejado buenos ingresos económicos.