Muere el compositor mexicano Roberto Cantoral

AP
MÉXICO.- Roberto Cantoral, compositor mexicano de piezas musicales como los afamados boleros  El reloj y  La barca, falleció de un infarto. Tenía 80 años.

Cantoral, cuyas canciones fueron interpretadas por algunas destacadas figuras internacionales, murió el sábado en la ciudad de Toluca, capital del Estado de México, informó el domingo la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM).

En un mensaje divulgado en su página de internet, la SACM refirió su deceso así:  ese gran hombre, cuya barca inundada de música y poesía recorrió el mundo entero, vio detenerse las manecillas en su fecundo reloj.

Los restos del compositor fueron velados en las instalaciones de la SACM en la capital mexicana, ubicada al este de Toluca, a donde fueron trasladados tras su fallecimiento, y horas después se realizó un homenaje de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes.

Cantoral es padre de la actriz Itatí Cantoral.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes lamentó en un comunicado el deceso de Cantoral, de quien dijo compuso obras  que marcaron una era en la música popular mexicana.

El vicepresidente de la SACM, Felipe Gil, dijo al diario Reforma que el artista se resintió el sábado de un cuadro de neumonía mientras estaba en su casa de Brownsville, Texas, por lo que su familia decidió trasladarlo de emergencia a la Ciudad de México.

Sin embargo, el compositor fue internado en un hospital de Toluca, donde tuvo que aterrizar el vuelo.

Se le tuvo que internar inmediatamente en un hospital y fue ahí donde falleció, dijo Gil, según sus declaraciones divulgadas por Reforma en su página de internet.

Cantoral compuso canciones que han sido interpretadas por diversas figuras como Plácido Domingo, José José, Emmanuel, Olga Guillot, Richard Clayderman y Luis Miguel.

También compuso piezas para telenovelas como  El derecho de nacer,  Paloma y  Pacto de amor, según la biografía de Cantoral elaborada por la SACM, la cual dirigió desde principios de la década de 1980 hasta su muerte.

Junto con su hermano Antonio, Roberto formó un dueto en 1950 y comenzaron su carrera creativa con las obras  El preso número 9 y  El crucifijo de piedra.

Aunque escribió diversas canciones, quizá  El reloj y  La barca son dos de las más conocidas dentro y fuera de México, las cuales según la SACM fueron grabadas en más de 1.000 versiones.