Cronograma de inscripciones no calma a padres

QUITO
.- Ni la implementación de un cronograma de inscripciones de acuerdo a las notas, ni los pedidos para que los padres dejen de dormir en las afueras de los colegios funcionó.

Ayer se generó un nuevo conflicto entre los padres de familia que buscan un cupo para octavo de básica en el colegio Manuela Cañizares.

Las personas que han permanecido en la vereda durmiendo y cubiertas con cartones, cobijas y plásticos para enfrentar la lluvia, se organizaron en listas. Cada uno recibió un tique y debe responder a la lista tres veces al día. Este grupo impide a quienes no están enlistados que se inscriban para los cupos.

Ayer se generaron nuevos problemas. David Toapanta, un padre de familia, justifica estas acciones porque asegura que "no es posible que quienes no han dormido aquí vengan recién a la madrugada y a manos limpias nos quiten el cupo". Los padres volvieron a enfrentarse; la Policía intervino para tratar de mantener el orden, sin éxito. Los padres impidieron el desarrollo de las inscripciones para los aspirantes con promedio de 20 y 19,50.

"Yo no voy a venir a dormir cinco días para obtener un cupo después de ocho días, es ilógico... Si el Gobierno dice que se debe cumplir un cronograma eso estamos haciendo y si hay que venir a dormir que nos digan claramente", dijo Édison Pilataxi, otro padre de familia que no logró inscribir a su hijo junto a unas 30 personas que se quedaron sin saber si van a reprogramar las inscripciones.

Martha Lozano, rectora del colegio Manuela Cañizares, suspendió las inscripciones por falta de garantías. Explicó que en su establecimiento existían 299 cupos para 10 paralelos, pero prevé que estos cupos se terminen mañana, debido a la gran demanda existente.

Eduardo Madrid, otro padre de familia, se quejó de que ha perdido parte de su trabajo por lograr el cupo. "He pasado hambre: vea cómo estamos viviendo en cartones, sin baños, con hambre, gracias a todo este problema armado en el Ministerio de Educación.

Con las disculpas del presidente de la República, Rafael Correa, no logramos el cupo que necesitamos para nuestros hijos", manifestó. A él le toca la inscripción este miércoles.

Para el resto de colegios de Quito, las inscripciones se desarrollan en establecimientos alternativos, debido a que los padres de familia continúan ocupando las instalaciones de los colegios Montúfar, Mejía y Manuela Cañizares.

De acuerdo con el reporte de la Dirección Provincial de Educación, en siete de los ocho planteles que en un principio presentaron inconvenientes se ha "normalizado" el proceso. La entidad advirtió que existen 26 colegios en la provincia de Pichincha en donde se han inscrito apenas 10 alumnos.