Cuidados preventivos ayudan a no contagiarse de gripe H1N1

EFE
Londres, Inglaterra.-
El administrar antivirales a receptores de trasplantes, cuando se presentan los primeros síntomas de la gripe A redujo en casi dos tercios la necesidad de admisión de estos pacientes en unidades de cuidados intensivos.

Estas son las conclusiones de un estudio publicado hoy en la revista médica "The Lancet Infectious Diseases", que indica que el tratamiento con antivirales ante los primeros síntomas y la vacunación de los pacientes que han recibido un órgano podrían proteger especialmente a este grupo, consideraciones que deberían tenerse en cuenta ante próximas pandemias.

Quienes han recibido un trasplante de órganos tienen más posibilidades que la población general de contraer el virus de la gripe y sufrir complicaciones, debido al tratamiento a base de inmunosupresores al que se someten para prevenir rechazos.

Aunque los expertos apuntaban ya al peligro que supone para estas personas la infección por el virus H1N1, hasta ahora no existían estudios que documentaran su impacto y los beneficios de los antivirales en esos enfermos.

Un equipo internacional de investigadores encabezados por Deepali Kumarl, de la Universidad de Alberta (Canadá), siguió la evolución de 237 receptores de órganos en Estados Unidos, Canadá y Europa aquejados de la gripe A para identificar qué factores obligaron en ciertos casos a su ingreso en hospitales o unidades de cuidados intensivos.

Los resultados mostraron que el tratamiento con antivirales en las primeras 48 horas a partir de la aparición de los síntomas redujo significativamente la admisión en cuidados intensivos, las hospitalizaciones en general, la necesidad de ventilación mecánica y la mortandad en ese grupo de enfermos.

Los autores señalaron, además, que casi un tercio de los pacientes infectados había mantenido contacto con alguien que tenía el virus, por lo que aconsejan la vacunación no sólo de esos enfermos, sino también de las personas que conviven con ellos para proteger a este grupo de riesgo.