Ecuador, mercado para sicarios que se ofertan por internet

AFP
QUITO.- Contratar asesinos a sueldo hasta por $ 400, que ofrecen sus servicios por internet para resolver problemas como infidelidad o enemistades, se está convirtiendo en una práctica común en Ecuador, cuyas autoridades están en vilo ante los asesinatos.

"Acabe con sus enemigos, también autoeliminación -cuando el objetivo es usted-. Obtenga la tranquilidad que tanto busca", es uno de los anuncios que aparecen en páginas electrónicas que activaron las alarmas y son investigados ante el incremento de los casos de presunto "sicariato".

Entre enero y abril de 2010 la cifra "más alarmante" de homicidios se produjo en Guayaquil, con 212 casos, de los cuales el 11% están vinculados al trabajo de sicarios, dijo el fiscal Antonio Gagliardo.

En la provincia del Guayas se concentra el 33% de los delitos cometidos en todo el país y los asesinatos se han convertido en una "forma común de resolver problemas de deudas, enemistades, odios, líos amorosos, litigios por tierras", añadió.

Familiares de altos funcionarios públicos también han sido víctimas de los crímenes,  como la esposa de un legislador y el primo del director de la Comisión Nacional de Tránsito y Transporte, que fueron baleados por desconocidos. Aunque en el caso de Jéssica Núquez, la Policía se abstiene de hablar de sicariato.

Gagliardo explicó que los asesinos ofrecen sus servicios en hojas volantes, páginas web y correos electrónicos sin dejar pistas.

"Estamos investigando casos en los que se oferta el servicio por internet. Pero investigar es complicado porque en Ecuador no tenemos la tecnología para rastrearlos", observó.

La Policía capturó recientemente a dos presuntos sicarios vinculados con 17 asesinatos y halló un cadáver con 36 disparos.

A raíz de la violencia vinculada a sicarios el gobierno creó un equipo élite de la policía para labores de inteligencia a nivel nacional, con énfasis en las provincias del Guayas, Esmeraldas, Manabí, Pichincha, Los Ríos y El Oro, con los mayores índices de delitos.

Estas jurisdicciones acumularon 83% de las 2.286 denuncias de asesinato (muerte con alevosía) en 2009, año en que los homicidios (muerte provocada) sumaron 1.659, según la Fiscalía General.

"La situación en Guayas es realmente alarmante y ha hecho que tomemos muchas medidas", dijo el viceministro de Gobierno, Edwin Jarrín, tras contabilizarse 321 homicidios y 1.032 asesinatos en esa provincia en el 2009.

"Necesitamos conocer con certeza las motivaciones, quién está ofertando ese servicio y quién lo está demandando", agregó.

Gagliardo anticipó que enviará al Congreso un proyecto de ley sobre reformas al código penal, con miras a que las penas para los asesinos, actualmente de 12 a 24 años de prisión, sean incrementadas a entre 25 y 35 años.

Además planteará castigo para los intermediarios y condenas de 16 años de arresto por el sólo hecho de ofrecer los servicios de sicarios por cualquier medio.

"La gente contacta fácilmente a los sicarios, pacta el precio y la persona interesada les envía fotos o algo para identificar a la víctima", sostuvo el fiscal. El precio, que fluctúa de 400 a 3.000 dólares, depende de si la víctima "tiene mucho dinero, es una autoridad o si es alguien común", agregó.

Las operaciones de sicarios en Ecuador se registran desde hace 15 años a raíz del conflicto en Colombia -donde cobraron fuerza durante la época de los carteles del narcotráfico- y últimamente han ido aumentando a "niveles alarmantes", explicó Gagliardo.