Gobiernos desde 1984 hasta el 2008

Meses de 1984: Oswaldo Hurtado
Marcelo Dotti, ex diputado del
partido Democracia Popular hasta 1995 critica el informe, pues asegura
que hay un claro sesgo ideológico y político del actual gobierno. Cree
que la indagación debió hacerla una instancia neutral, en vez de una
creada por este régimen y cuyos integrantes tengan nexos con casos. El
ex ministro de Gobierno de Hurtado, Vladimiro Álvarez, niega violación a
los derechos humanos y recuerda que en su periodo nació el GIR de la
Policía para rescatar a quienes eran sometidos a la fuerza por Alfaro
Vive.

2 casos de
violación a los derechos hay en el análisis de enero a agosto de 1984
que hizo la Comisión; guardan relación con Alfaro Vive.

1984 - 1988: León
Febres-Cordero

El director nacional del Partido Social
Cristiano (PSC), Pascual del Cioppo, afirma que la Comisión de la Verdad
está conformada por adversarios ideológicos y políticos del PSC.

Agrega
que la Comisión tardó cerca de tres años para hacer un informe que en
su gran parte recoge recortes de periódicos.

“La mayoría de los
casos fueron juzgados y los familiares de las víctimas indemnizados. La
Comisión no puede acusar a León Febres-Cordero de hechos que fueron
sentenciados”, explica.

65 hechos
de violación a los derechos humanos registra el informe de la Comisión
en los cuatro años del gobierno socialcristiano.

1988 - 1992: Rodrigo Borja
El
ex presidente Rodrigo Borja, cuyo régimen según la Comisión registró
quince víctimas de violaciones a los derechos humanos, prefirió no
opinar, pues enfatizó que está irrevocablemente retirado de la vida
política.

Mientras que el asambleísta Andrés Páez (ID) dijo que
cada uno de los contenidos del documento debe ser analizado con
prudencia. Páez resaltó que el gobierno de Borja tuvo un compromiso con
los derechos humanos y espera que el informe no se transforme en un
instrumento de persecución.

10 episodios
de violación registra este periodo, pero la Comisión destaca que hay
más respeto a libertades políticas y de expresión.

1992 - 1996: Sixto Durán-Ballén
Sixto
Durán-Ballén, ex presidente de la República, aclara que no ha recibido
ni una sola letra del informe y que espera leer el contenido para emitir
un pronunciamiento definitivo y que tampoco fue requerido por la
Comisión para emitir su punto de vista.

En este sentido cuestiona
el proceso de investigación de la Comisión, como el de la justicia en
general, porque no se le da el beneficio al acusado para que emita su
punto de vista. Dice que en su gobierno hubo respeto total a los
derechos humanos.

10 violaciones a los derechos humanos marcan
esta administración que criminalizó las protestas sociales, dice
Comisión.

1997 - 1998: Fabián
Alarcón

El ex presidente de la República, Fabián Alarcón, le
resta importancia al informe de la Comisión a la que considera ilegal e
inconstitucional.

Aclara que no ha leído el contenido y espera
que le notifiquen oficialmente para opinar con certeza.

Rechaza
que se le haya involucrado en la lista, porque dice que como presidente
reconoció la indemnización por parte del Estado a los familiares de la
maestra Consuelo Benavides, desaparecida en el gobierno de León
Febres-Cordero.

2 episodios
de violación a los derechos ocurren en dos años, señala la Comisión. Se
refiere a disparo de policía contra Leonardo Pita.

1998 - 2000: Jamil Mahuad
Para
Vladimiro Álvarez, ex ministro de Gobierno de Jamil Mahuad, la
integración de la Comisión de la Verdad es una violación clara de los
derechos humanos por ser ilegal e inconstitucional. Además, considera
una violación a los principios del derecho internacional, porque no se
puede conformar comisiones especiales fuera de los organismos de
investigación de la Función Judicial. Aclara que no ha leído el informe,
pero rechaza que en el gobierno de Mahuad se registrara violación a los
derecho humanos.

5 hechos
de violación a los derechos humanos se registran. Se indica que en dos
años de régimen la conflictividad social fue en ascenso.

2000-2003: Gustavo Noboa
El ex
presidente de la República, Gustavo Noboa Bejarano, asegura no tener
ningún problema con el informe de la Comisión de la Verdad, presentado
el pasado lunes.

“Estamos en el Mundial y todo pasa”, indicó el
ex Jefe de Estado, tras no querer pronunciarse sobre el tema.

Según
el informe de la Comisión, en su gobierno se registraron siete casos de
violación de derechos humanos. Uno de los hechos fue el asesinato de
Damián Peña ocurrido el 11 de enero del 2002, luego de una protesta
estudiantil efectuada en las inmediaciones de la Universidad de Cuenca.
 
7 casos de violaciones a los
derechos según Comisión; uno ocurre en enero del 2002 cuando un colegial
muere en protestas.

2003-2005:
Lucio Gutiérrez

Óscar Ayerve, ex ministro de Gobierno de Lucio
Gutiérrez, asegura que durante su gestión no ordenó ningún acto de
violación a los derechos humanos y que, pese a que desempeñó la función
durante las movilizaciones que terminaron con el derrocamiento de
Gutiérrez, no dio ninguna instrucción para reprimir a los manifestantes.

La muerte de una persona durante las protestas, en abril del
2005, no fueron por acciones del Gobierno, defiende Ayerve. Cree que
históricamente algunos agentes policiales han excedido su
responsabilidad violando la Ley.

4 episodios
de violación a los derechos señala la Comisión en este gobierno.
Algunos se dan en las protestas del derrocamiento.

2005-2007: Alfredo Palacio
Mauricio
Gándara, ex ministro de Gobierno de Alfredo Palacio, señala que no
entiende por qué el informe de la Comisión de la Verdad vincula al ex
mandatario con el caso Fybeca, ya que este no sucedió en su
administración.

Mientras que en el caso de Anakisga rechazó el
informe, porque en este hecho, según él, no hubo ningún muerto ni
represión extrema.

Refiere que la comisión se ha
autodescalificado al hacer una apología del delito al proponer poner los
nombres de los militantes muertos de Alfaro Vive a plazas y monumentos.

4 casos corresponden a un año y
nueve meses de gobierno según la Comisión, como las secuelas de un paro
indígena en Shushufindi.

2007-2008:
Rafael Correa

Para el presidente Rafael Correa, los hechos de
violación de los derechos humanos que se le añaden a su gobierno son
rezagos de regímenes pasados.

Explica que en el país hay 42 mil
policías y aunque en su mayoría son excelentes aún hay algunos que creen
que la tortura es lícita.

Indica que la diferencia es que en su
gobierno se investigan, sancionan y se evita que vuelvan a ocurrir.

Agrega
que el informe es un hecho histórico y que fue por iniciativa de su
gobierno.

9 casos de
violaciones de derechos se registran en casi dos años de análisis;
Comisión incluye el asalto a la joyería Terranova 2.