Pochita Vásquez le canta a su mamá

En el 2009 permaneció casi seis meses en Ecuador –desde junio hasta diciembre– y ahora la cantante peruana Pochita Vázquez, cuyo nombre verdadero es Carmen Ormeño Vásquez, dice que decidió volver para retomar aquí los escenarios, de los cuales se alejó en abril pasado, cuando falleció su madre, la famosa Jesús Vázquez.

El concierto que ofrece hoy a las 20:00, en el teatro de la Casa de la Cultura núcleo del Guayas, será justamente un homenaje a su progenitora, conocida en el mundo artístico como la Reina y Señora de la Música Peruana.

“Tengo mis propios temas, de los que he grabado unos diez CD, pero para el show cantaré aquellos que mi madre popularizó, como El plebeyo, Corazón, La flor de la canela, Amargura, Ódiame, Engáñame, Todos vuelven, Cholita y Milagro”, expresa Pochita.

Agrega que será el repertorio melódico de Jesús Vázquez, quien también hizo suyos géneros como festejos y marineras. “Y no es porque ella haya muerto, pero yo le he dedicado –desde mucho antes– algunas canciones, las cuales es posible que incluya en el repertorio”.

Pochita se inició en la música a los 7 años. Cuenta que por la carrera artística de su madre siempre estuvo inmersa en la actividad musical, no obstante, admite que su talento fue supeditado al de Jesús.

“Quizás a su sombra o en segundo plano, porque ella fue la Reina. Heredé la vocación, mas no soy su sucesora. Estuve a su lado toda la vida y aprendí de su estilo y fuerza interpretativa, pero ella era única”, acota.

Aunque Pochita confiesa haber puesto en práctica el dicho de que “el show debe continuar”, le resulta imposible mencionar a su progenitora y todo lo que vivió en sus últimos días. “Tuvo cáncer pulmonar y debido a una obstrucción intestinal la enfermedad se aceleró. Murió a los 89 años como una palomita: se quedó dormida”, acota con nostalgia.

Tras su deceso, registrado el 3 de abril, Jesús Vázquez fue objeto en su natal Perú de varios homenajes. “El Canal 7, que es del Estado, le hizo uno con todos los artistas del país. En Chosica, un lugar campestre que está a hora y media de Lima, le pusieron su nombre a un anfiteatro (escenario) ubicado en la plazuela principal. Y en San Miguel, distrito donde vivimos, le levantarán un monumento; está listo y se inaugurará en julio próximo”.

A su sepelio asistió hasta el presidente del Perú, Alan García, recuerda Pochita, quien como la hija mayor de la artista cuenta que debió hablar en el Congreso. “La velaron en el Museo de la Nación y la trajeron hasta nuestra casa. Fue tremendo para mí. No sé cómo pude cantar en ese momento; claro que mi familia me cuidó mucho porque soy hipertensa. Son momentos realmente difíciles”.

Joel Flórez, esposo y mánager de Pochita, añadió que antes de su muerte Jesús grabó temas que a lo largo de su carrera no pudo concretar porque la gente no le permitía olvidar los valses. “Le cantó al Señor de los Milagros, de quien fue devota; se titula A ti, Señor y hace dúo con Pochita. También a las madres y a la Navidad”.

Además del concierto de esta noche, Pochita y su representante tienen en mente organizar una exposición con imágenes de Jesús Vázquez. Lo plantearon a fines del 2009, pero no pudieron concretarla debido a los apagones registrados entonces. “Ahora contamos con más fotos”, dice Flórez.

También planean realizar un programa de radio de corte musical, “con canciones de Ecuador y de Perú. Contamos con bastante material y los temas de Jesús Vázquez serían las principales”, coinciden Pochita y Flórez, quienes tienen dos hijos también artistas.

Por los artistas
Junto con Pochita Vázquez se presentarán los también peruanos Carmen Montoro y Los Quipus. Con ellos los ecuatorianos Leonardo Kike Vega, los hermanos Garay Luzuriaga y Fernando Vargas.

Según la Agrupación Cultural Los Trovadores, la noche estará dedicada a los pasillos y valses, pues el show coincide con el Día del Artista Ecuatoriano. Entradas: $ 20; de venta en J.D. Feraud Guzmán y joyerías Marthita.