Hoy en Portada


Nuevos quirografarios a quienes adeudan otro

Los afiliados, jubilados y pensionistas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) ahora tienen la opción de renovar sus créditos quirografarios, aun antes de terminar de pagarlos por completo.

Este anuncio lo hizo ayer el presidente del Directorio de la institución, Ramiro González, quien explicó que esa renovación es factible con solo la cancelación del 50% o más del préstamo anterior.

El tope máximo de esta operación es de 60 salarios básicos unificados ($ 240), eso significa que el préstamo puede llegar a $ 14.400, precisó el titular del Seguro Social.

El monto que se conceda a los solicitantes dependerá de los valores acumulados tanto en su cuenta de Fondos de Reserva como de Cesantía, los cuales además constituyen un aval de pago.

Esta reforma al reglamento de concesión de préstamos quirografarios la aprobó el Consejo Directivo del IESS, mediante la resolución Nº 291 y empezó a aplicarse desde ayer.

González enfatizó que la institución continuará con la inversión en hipotecarios y quirografarios, y que incluso se bajarán las tasas de interés, sobre todo, para aquellas operaciones que se realizan a 25 años (esos plazos son en los de vivienda).

En cuanto a la cartera vencida, el funcionario indicó que para esta clase de préstamos el porcentaje es de 0,051% como en ninguna institución financiera de América Latina.

Trámite de renovación
La solicitud de renovación de quirografarios se debe realizar a través de la web de la entidad: www.iess.gov.ec. Ahí se ingresa en el link préstamos, para digitar el número de cédula de identidad y la clave personal del afiliado.

Entonces aparecerán datos sobre el monto al que se puede optar, el valor líquido a recibir y un estimado de cuotas mensuales de acuerdo al plazo de pago elegido.

Una vez que el afiliado acepta la operación, el crédito anterior se cancela automáticamente y se genera un préstamo único nuevo.

La institución informó que para acceder a estos créditos se debe tener mínimo 36 aportes mensuales (6 consecutivos), no mantener otras obligaciones pendientes con el Seguro Social, acreditar una fuente de ingreso estable y para el caso de los afiliados activos, mantener valores acumulados en los Fondos de Reserva y/o Cesantía.