Los colegios militares pasarán a ser fiscales en el año lectivo 2011

La educación en los colegios militares será fiscal desde el año lectivo 2011-2012, anunció ayer el Ministerio de Educación, que informó, además, que en dos semanas se habrá definido cuál es el monto que el Estado deberá asumir para ejecutar el plan de gratuidad

Eduardo Chiliquinga, coordinador general del Ministerio, sostuvo que las carteras de Educación, Defensa y Gobierno definen qué competencias asumirá cada una y que en los próximos días se publicará un acuerdo interministerial con las resoluciones.

“Estamos definiendo los montos, el financiamiento respectivo que permita a padres de familia que sus chicos tengan un servicio educativo totalmente gratuito en abril del 2011”, enfatizó.

Chiliquinga adelantó que el Ministerio de Educación asumirá el pago de sueldos de “todos los profesores contratados” y el costo por servicios básicos, pero que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se encargarán del mantenimiento preventivo y correctivo de los planteles, al ser sus propietarios.

Agregó que la administración seguirá bajo responsabilidad de los uniformados, pero que estos deben tener títulos docentes, en apego a las directrices del sector educativo; además, someterse a las evaluaciones.

Antes de estas declaraciones, el rector del Liceo Aeronáutico, coronel Temístocles Hervas Flores, señaló que laborar bajo la modalidad de “fiscales” no representa mayores cambios.

“Estamos alineados a las directrices del Ministerio de Educación. Nuestros valores por servicios educativos están establecidos por la Junta Reguladora de Costos, cumplimos los 200 días del año lectivo”, comentó el directivo del plantel regentado por la Fuerza Aérea Ecuatoriana y que funciona en la ciudadela La FAE.

La gratuidad en los planteles militares es un efecto de lo que establece la Constitución vigente desde el 2008, respecto a la educación sin costo hasta el tercer nivel.

Pero la supuesta afectación de la “calidad educativa” por este proceso es una tema que inquieta a los padres.

María Sol de Gil, presidenta del comité de padres de familia del Liceo Naval, ha reclamado garantías. “Necesitamos que se nos garantice que se va a mantener el mismo nivel de exigencia académica, calidad educativa, disciplina militar”, señaló en un oficio reciente dirigido al Ministerio de Educación, en el cual también se recalcó que el cambio aliviaría un tanto la situación económica de padres.

El miércoles pasado, en el antiguo Ministerio del Litoral, la representante de los padres de familia del establecimiento regentado por la Armada del Ecuador se reunió con Chiliquinga, con el fin de despejar esas inquietudes.

El funcionario le adelantó que la gratuidad se establecería desde el periodo lectivo 2011, señaló la mujer.

Chiliquinga indicó ayer que el Estado apunta a mantener el nivel educativo y “el prestigio” de planteles militares.

Para padres como Héctor Gaibor, quien el miércoles pasado matriculó a su hijo en un colegio militar, el cambio daría más apertura a estudiantes a la educación bajo este régimen.

En tanto, el mes pasado, el Ministerio de Defensa remitió un comunicado a los colegios militares en el cual se indica que en el presente año lectivo se mantendría la modalidad vigente, confirmaron representantes de estos planteles.

El teniente coronel Fausto Rosero, vicerrector del colegio militar Teniente Hugo Ortiz, de la Fuerza Terrestre, comentó que los servicios educativos que ofrecen las instituciones de las Fuerzas Armadas no apuntan a “fines económicos”, sino a cubrir los costos administrativos, docentes y de mantenimiento.

Textuales: Lo dijeron
Héctor Gaibor
Padre de familia
“Habría apertura para que más alumnos entren a un régimen de disciplina que no hay en los fiscales”.

María Isabel de Gil
Madre de familia
“Que el cambio a fiscales se dé si se garantiza exigencia académica”.

María del Sol Ramírez
Madre de familia
“Si el Gobierno convierte en fiscales los colegios militares creo que se afectaría la calidad educativa”.