La diferencia entre barato y económico

Ya sea que su presupuesto se haya acortado por alguna razón, o que sea joven y quiera que su capital no se gaste todo en su vehículo, lo que sí está claro es que lo que necesita es un carro económico.

Pero económico no significa simplemente que su precio no supere los 15 o 20 mil dólares, sino que a largo plazo este no le cueste más de lo que invirtió. Como ya se ha mencionado en varias entregas de esta publicación, un carro es una inversión que se devalúa con el tiempo, a diferencia de otros bienes.

Lo que se debe tener en cuenta a la hora de escoger un vehículo “económico”, antes del precio, son los beneficios que puede obtener de él. Por ejemplo, el nivel de eficiencia del motor en cuanto a consumo de combustible, los tipos de mantenimiento que deben realizarse y la frecuencia de esos y, finalmente, las comodidades o mecanismos que ofrece frente a otros de la misma categoría y precio.

MOTORES ha escogido algunas de las opciones que están en el mercado y que por sus características funcionan bien dentro de la categoría de autos económicos.