Lluvias, inundaciones y deslaves mantienen en alerta a Esmeraldas

Manuel Toro
QUININDÉ, Esmeraldas.- El puente que unía a los habitantes de la parroquia Cube con el cantón Quinindé fue arrasado el pasado martes por la creciente del estero Cube.

Más de 30 comunidades se encuentran incomunicadas y sus habitantes arriesgan sus vidas cruzando de un lado a otro del río correntoso a bordo de rústicas barcazas construidas con troncos de árboles.

Otro puente, ubicado en El Roto, está a punto de ceder y esto ocasionó que los habitantes de estas parroquias cerraran ayer la carretera Esmeraldas-Quinindé-Santo Domingo.

Cientos de vehículos quedaron atrapados por segundo día consecutivo en la vía hasta las 11:00, cuando fue habilitado el paso.

En el barrio Propicia 2 de la ciudad de Esmeraldas, un árbol de ceibo, de aproximadamente 50 metros de altura y con un tronco de casi 3 metros de diámetro, cayó sobre una aula de la escuela Dr. Miguel Ramírez Angulo. Destruyó además, parcialmente, una vivienda.

La caída del árbol ocasionó pánico entre los habitantes del sector, ya que hay cuatro árboles de similar altura dispersos en el barrio. Uno de ellos, de casi 70 metros de altura, está junto a una maternidad.

Los alcaldes de Quinindé, Atacames, Esmeraldas, Muisne y Rioverde entregaron al Comité de Operaciones de Emergencias informes sobre la situación de cada cantón.

Inundaciones
En Rioverde se inundaron poblados enteros, como Vainilla, donde el río Vainilla anegó cerca de 60 viviendas.

En Atacames se inundaron decenas de viviendas en los barrios El Triunfo y El Rosario, donde el agua subió hasta un metro.

En el recinto Abdón Calderón, en la parroquia Tonchigüe, el estero se desbordó, afectando a las viviendas de las orillas.

En Eloy Alfaro, Anchayacu quedó bajo el agua luego del desbordamiento del río Santiago. Además, en el sector del Valle de San Rafael se desbordó el río Teaone y se anegaron 60 casas, por lo que se pidió la reubicación de los habitantes asentados junto al barrio El Gatazo, donde hay amenaza de deslizamiento.

Manuel Casanova, alcalde de Quinindé, dijo que pueden presentarse epidemias con las lluvias al rebosar los pozos sépticos y mezclarse con los pozos profundos, y solicitó recursos para la planta de agua potable, alcantarillado y para eliminar pozos de captación de agua.

Detalles: Invernal
Deslaves
Se atendieron 10 emergencias por deslaves en las vías de Winchele, Chucaple, Chigüe, Muisne y San Lorenzo, indicó Héctor Valverde, delegado del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

En Muisne
El alcalde de Muisne, Ángel Bernal, señaló que también presentan el problema de Quinindé, ya que se abastecen de agua a través de pozos que  se construyen en patios de las casas, junto a pozos sépticos.

Textual: En el Barrio Propicia 2
Inés Perea,
Educadora
"Gracias a Dios que estamos en vacaciones. Si este árbol se hubiese caído cuando 185 niños de esta escuela jugaban en el patio, habría sido una mortandad".