Nebot: 'Sedición no, resistencia sí'

Ante una multitud de personas que llenó la av. 9 de Octubre, el alcalde Jaime Nebot pronunció ayer un discurso cargado de críticas hacia el presidente Rafael Correa y lanzando advertencias contra el régimen.

Lo hizo en el marco de la marcha que lideró por un supuesto perjuicio a las rentas a la ciudad, y que se convirtió en la tercera movilización que ha protagonizado en los tres años de mandato de Correa.

Desde una tarima ubicada al pie del malecón Simón Bolívar y con el fondo de la bandera de Guayaquil, Nebot profirió insultos contra el Primer Mandatario al calificarlo de ‘malcriado’, ‘trastornadito’ y ‘dictador’.

Reiteró que era un “insulto” para los habitantes del cantón, que Correa haya afirmado que la gente acudiría a la convocatoria por $ 10, ‘un sanduchito’, u obligada por los empresarios. “Aquí están propinándole la gran patada cívica que se merece este malcriado que tendrá que aprender a respetar a Guayaquil”, manifestó en medio de estruendosos aplausos de los presentes que se mezclaban con la canción Guayaquileño, madera de guerrero, que sonaba de los altoparlantes.

Aunque aclaró que sus conciudadanos eran personas de paz, hizo una amenaza. “Si nos quieren confrontar, vamos a confrontar. Si la quieren a las malas, será a las malas. Y que asuman desde ahora las consecuencias de esa actitud”.

El Alcalde defendió el modelo de desarrollo que impulsa el Municipio, pues –dijo– ha permitido alcanzar varios beneficios en obra popular, alcantarillado, salud, educación, entre otros. “Y este Presidente trastornadito viene a decir que Guayaquil es una ciudad inequitativa. ¿Cuál es su modelo de equidad? ¿La de su patrón Chávez: Caracas? ¡No carajo, no queremos ser Caracas! Si a él le gusta, que se vaya a Caracas o que se quede en La Habana”.

Durante su intervención de más de 45 minutos, cuestionó en reiteradas ocasiones al gobierno de Hugo Chávez y recalcó que ni Guayaquil ni Ecuador quieren imitarlo.

Además se burló por la ausencia del Primer Mandatario, quien justo ayer viajó a Cuba para una segunda intervención quirúrgica en su rodilla.

“El dictador se fue. Allá está, arrodillado en La Habana, ante Fidel... Como todo megalómano no ha querido, no tiene el valor para ver, sentir y oír esta condena popular a las acciones y omisiones de este hombre que tiene jodido al pueblo”.

La expresión arrancó nuevos aplausos del público, que comenzó a gritar: “¡Que se quede en Cuba, que se quede en Cuba!”. Pero Nebot, con una sonrisa en los labios, contestó: “Como dirían unos amigos de él, ‘déjenlo volver’”.

El Alcalde reprochó una vez más que se pretenda –según él– perjudicar al cantón con $ 17 millones por lo que arremetió contra la ministra de Finanzas, María Elsa Viteri. “Oí cuando caminaba (hacia la tarima): ‘Dónde queda la casa de esta ministra tramposa, para ir a cobrarle’. Y les dije no, todavía no. No vamos a dialogar con sordos, pero a lo mejor los sordos tienen algo de cerebro y saben que les conviene pagar. Vamos a ver, la pelea está empezando”.

Así, reiterando que la marcha de ayer era el inicio, instó a los asistentes a “caminar juntos y sin miedo”, y a que otras ciudades se sumen a la protesta.

Discurso: Críticas
Pide respeto
El Alcalde sostuvo ayer que “los habitantes de Guayaquil no son incendiarios pero tampoco pendejos, por lo que se harán respetar”.

Dinero
Sostuvo que el régimen se ha “rifado” el dinero que le ha ingresado, y que no ha sabido hacer los cambios ofrecidos.