Banco de Vivienda abre crédito a constructores

El Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV) tiene listas las reglas que implementará para entregar créditos a los promotores inmobiliarios. Esta iniciativa se puso en vigencia el 15 de enero pasado, con la aprobación  del reglamento en la sesión del directorio del organismo.

Ese banco entregará los $ 200 millones en créditos ofrecidos a los constructores que desarrollen planes de vivienda para personas de ingresos bajos y medios.

El BEV financiará al constructor para casas de entre $ 12 mil y $ 60 mil. A esos proyectos entregará entre el 50% y el 70% de los fondos, con  tasas de interés del 4% al 5,5%.

El constructor interesado en la obtención de un crédito deberá enviar una carta solicitud al Gerente General del BEV, adjuntando un informe municipal de uso de suelo y zonificación, el croquis de ubicación del terreno, registro de la propiedad y pago del impuesto predial del lugar en donde se encuentra asentado el proyecto.

Además, antes de la entrega del crédito, el constructor deberá demostrar el interés de potenciales compradores con la entrega de un listado de personas que hayan conocido el plan con sus nombres, dirección y números de cédula y teléfono.

Para el gerente del banco, Alberto de Guzmán, “en la medida de lo posible se busca incentivar a los constructores para que se animen a ingresar al segmento de vivienda para la población de menos recursos. Mientras más económica sea la vivienda mayor proporción de financiamiento tendrá”, dijo.

Elizabeth Gallegos, promotora de la Inmobiliaria Madereira, consideró que lo que hace el Gobierno para el área de vivienda es bueno. “Nunca hemos tenido tanto apoyo”. Aunque espera que el plan  tenga sustentabilidad en el tiempo con créditos a largo plazo.

En una reunión realizada hace un par de semanas entre los funcionarios del BEV y la Cámara de la Construcción se informó a los asociados que podrán participar  inmobiliarias, constructoras, cooperativas de vivienda, gobiernos seccionales fundaciones gremios, organizaciones no gubernamentales y de carácter social legalmente constituidas. Al momento, el banco analiza cuatro proyectos de vivienda para financiarlo.

Diego Ramírez, de la inmobiliaria Edifix S.A., explicó que, las instituciones del sistema financiero entregan un crédito directo al cliente y luego ese banco paga a la constructora. Dijo que el negocio deberá ser a largo plazo si no el sector de la construcción no repuntará. Además, “que se cuente con un fondo permanente para emprender proyectos mayores”.

Eduardo Crespo, gerente de Fermoinmobiliaria, anunció que uno de sus planes que está en calificación es la construcción de 500 viviendas en Ciudad Jardín (sur), que costarán entre $ 30 mil y $ 55 mil.