Invierno agrava acumulación de basura en zonas del norte y sur

Miércoles, 20 de Enero, 2010 - 00h00
20 Ene 2010

Comprar rápido y hablar poco. A Patricia Palma y a Ana Pincay les toca apurarse al adquirir los alimentos con los que cocinarán. A las 10:30, del lunes pasado, las moscas no les permitían abrir la boca en la despensa de Manuel García.

La tienda está ubicada en la avenida Modesto Luque, calle principal del bloque 1 de Flor de Bastión, pero literalmente está sobre la basura. La despensa de unos 3x3 metros cuadrados se levanta sobre un barranco al pie de la calle que se ha convertido en el foco de insalubridad de la zona, por un hacinamiento de desechos que ese día ocupaba una cuadra de largo.

Al estar la basura en una pendiente la lluvia hace que los desechos y el agua sucia mezclada con lodo ruede por el barranco hacia las viviendas ubicadas bajo el cerro. Eso tiene molestas a las amas de casa del sector. “Los niños se enferman, el mal olor es insoportable con el sol y el calor que hace a diario”, dijo Cruz Cevallos, que desde hace 12 años vive en la manzana 149 del bloque 1b, abajo del cerro.

“Pero lo más terrible son las moscas, están en todos lados”, añadió Pilar Macías. Según las moradoras el recolector no pasó el fin de semana.

La acumulación de basura en algunas avenidas principales de varios sectores de la ciudad tiene preocupados a las personas que viven junto a ellas. “La gente viene con la basura en camiones y botan de todo”, dijo Enrique Tenorio, a las 08:38 del lunes. Allí, siete trabajadores de Vachagnon limpiaban un playón de desechos en la Perimetral, junto a una caja, ubicada cerca del primer puente.

Media hora después en la entrada principal a Bastión Popular, por Ecuasal, Ana Chávez intentó vender los encebollados que ofrece en el sector. A pesar de estar ubicada a una cuadra de la caja metálica de basura de la zona, el mal olor de los desperdicios regados fuera de ella llegaba hasta sus clientes. “No sé qué es lo que botan ahí, pero así apesta todos los días”.

Los moradores de los bloques 4 y 5 de Bastión Popular y de la etapa 5 de Mucho Lote tienen un problema similar. En la avenida que conduce a la Isidro Ayora, y que divide ambas zonas, la pestilencia no dejó trabajar ayer a un grupo de Interagua que construye un ducto cajón. Los vecinos de las etapas 4 y 7 de Mucho Lote tienen el mismo problema.

En Monte Sinaí, para limpiar el hacinamiento que hay en la vía principal de ese asentamiento se utilizó una pala mecánica ese día. Pero más hacia adentro en la cooperativa Sergio Toral 1 y 2, ya no pueden ingresar los recolectores, según Juan Carlos García, gerente de operaciones de Vachagnon.

La situación es peor en la avenida Casuarina, a la altura de Balerio Estacio y Nueva Prosperina, donde la basura rodeaba la avenida. También en la principal de La Prosperina.

En Vachagnon afirmaron que se trabaja con 38 recolectores en el día y los mismos 38 en la noche. “Se hacen dos repasos diarios en las avenidas principales”, señaló García, quien reconoció que a veces el recolector no alcanza a terminar una sola calle.

Eso sucedió el lunes pasado en la avenida Abdón Calderón, del Guasmo sur, donde el recolector solo llegó hasta la curva antes de la Maternidad del Guasmo. “No sé qué pasa, no sé si no se alcanzan porque llegan hasta la mitad de la calle”, indicó Virginia Campoverde señalando los montones de basura en cada esquina de la calle.

A la altura de la estación de la línea 19 se ubicó incluso el cajón trasero de un recolector de basura para compactar los desechos conforme llegan. Labor que realiza Víctor Pincay cada vez que se llena. Este recurso, según García, se aplica porque llegan muchos tricicleros con basura de negocios de la zona.

El funcionario afirmó que en época invernal se incrementan los desechos, “solo el lunes recogimos 3.100 toneladas”. Normalmente se recogen 2.300 t, pero en las dos últimas subió a 2.500 t por día. “Cuando llueve la gente no saca la basura sino hasta el día siguiente”,

Como ejemplo se refirió al caso de Flor de Bastión, junto a la tienda de Manuel García, allí se recogieron los desperdicios el lunes en la noche y ayer al mediodía ya había más.

Los moradores de la zona quieren una solución, que se elimine ese sitio  como botadero, pero el Gerente de Operaciones de Vachagnon señaló que toda la basura de la parte interna de la zona llega hasta esa calle principal porque el recolector no puede ingresar por las vías interiores.

Por ello han solicitado que el Municipio apruebe un plan invernal que prevé alquilar 16 volquetes y contratar a 80 personas más para ingresar a las zonas donde no hay vías pavimentadas. Los funcionarios del consorcio esperan que eso sea aprobado en la sesión del Concejo Cantonal de mañana.

Más datos: Recolección
Peso
Según el consorcio Vachagnon, con las lluvias pesa más la basura por lo que los recolectores se llenan más rápido. Cuando se completan las 15 t que resiste cada carro, este tiene que volver al botadero a descargar.

Zonas
Los lugares a los que, según el consorcio, ya no se puede ingresar por las lluvias son: en el norte, cooperativas Monte Sinaí, Sergio Toral I y  II, Flor de Bastión, Bastión Popular, Los Vergeles; Nelson Mandela, Nuevo Ecuador, en la isla Trinitaria; Mi Cometa, en el Guasmo sur. En algunos de ellos el personal entra con palas para limpiar los desechos.

Invierno agrava acumulación de basura en zonas del norte y sur
Gran Guayaquil
2010-01-19T16:09:23-05:00
Vachagnon dice que trabaja con 38 carros y espera que se apruebe alquiler de 16 volquetes.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo