El sorteo de la lotería de España hace millonarios a ecuatorianos

EFE-AP
MADRID.- El sorteo de la lotería de Navidad, el más popular y esperado de los que se celebran en España, dejó ayer una lluvia de millones en Madrid, donde fue vendido íntegramente el número 78294, el agraciado con el "premio gordo", que este año benefició a numerosos ciudadanos latinoamericanos, entre ellos a dos ecuatorianos.

El premio mayor está dotado  con tres millones de euros (unos 4,3 millones de dólares) a cada serie y por tanto con 300.000 euros (aproximadamente 430.000 dólares) al décimo. El "gordo" fue cantado por dos niñas del colegio de San Ildefonso: Alicia Rodríguez, española; y Yahaira Gonzaga, ecuatoriana.

El premio se vendió íntegramente en la administración 146 de la ciudad de Madrid, en la céntrica calle de Bravo Murillo, un barrio en el que reside una importante colonia de ciudadanos latinoamericanos.

Para algunos de los agraciados, golpeados por el desempleo y la crisis económica, la lotería fue un auténtico regalo del cielo. Era el caso del ecuatoriano Sabino Calderón: desocupado desde hace meses, con 50 años y cinco hijos que alimentar, le llovieron de golpe 430.000 dólares.

"Llamé a mi familia a Ecuador y no lo creían", dijo Calderón. "Esto es un regalo. El dinero lo invertiré en algún negocio y también en mi gente de Ecuador", agregó.

Otra ecuatoriana que ganó un décimo del premio mayor fue Diana, quien por el momento no quiso dar su apellido.

Rafael Lara, dominicano de 24 años, también se llevó un pellizco de 430.000 dólares y no dudó en mostrar orgulloso su alegría. "Una noche te acuestas sin nada y al día siguiente te levantas millonario", dijo mientras enseñaba una fotocopia de su billete. "Todavía no sé qué voy a hacer con tanto dinero".

Entre los ganadores había empleados de empresas de la zona que jugaban al número 78294, al igual que Calderón y otros inmigrantes del barrio.

Algunos no se atrevían a salir de casa ante el revuelo mediático. Otros, desinhibidos por la felicidad, lo celebraban con champán en plena calle.

Todos ellos coincidieron en afirmar que los inmigrantes necesitaban este dinero ya que muchos de ellos se encuentran desempleados, a raíz de la crisis que atraviesa España.

Desde hace unos años, tras la llegada de miles de inmigrantes a España, el resultado del sorteo es esperado con ilusión mucho más allá de las fronteras del país, como en Latinoamérica, de donde procede una parte importante de la población extranjera.

La celebración de este centenario sorteo marca cada año el inicio de las fiestas navideñas.

El "gordo" también se vendió entre algunos trabajadores de la dirección regional Centro del grupo turístico Marsans, propietaria de la aerolínea española Air Comet, que ayer cerró ante la imposibilidad de pagar sus deudas, lo que deja en la calle a 640 trabajadores y a 1.500 personas sin volar al día.

Así, en un día lluvioso en Madrid, la capital española recibió una lluvia de millones de euros, que también se extendió a la localidad madrileña de Getafe.

En este municipio del sur de la región de Madrid se vendió íntegramente también el segundo premio, el número 53.152, dotado con un millón de euros (1,4 millones de dólares) a cada serie.

Como cada 22 de diciembre, millones de personas siguieron en España a través de la televisión y la radio el sorteo extraordinario de Navidad, el más popular del año y que este año repartió 2.320 millones de euros (unos 3.300 millones de dólares). La lotería española es una de las más antiguas del mundo, creada en 1812.

Detalles: Más del sorteo
Los más solicitados
Algunos de los números más solicitados este año habían sido el 25609, fecha de la muerte de Michael Jackson, o el 02012, año de la fallida sede olímpica para Madrid.

Tercer premio
El tercer premio, con 500.000 euros (unos 715.000 dólares), fue para el número 10.104, y lo anunció el niño dominicano Brandon Cabrera, que el año pasado cantó el "gordo". Este premio sí se repartió entre distintas provincias españolas, entre ellas, Asturias, Barcelona, Cantabria y de nuevo Madrid.

Dos cuartos
También hubo dos cuartos premios de 200.000 euros a la serie (unos 285.000 dólares), ocho quintos premios, cada uno dotado con 50.000 euros a la serie (aproximadamente 71.000 dólares) y lo que se denomina la "pedrea", que incluye otros premios menores.

Menos que el 2008
Este año, según el organismo estatal de loterías, los españoles invirtieron en el "gordo" una media de 60 euros (86 dólares) por persona, hasta completar un gasto de 2.700 millones de euros (3.854 millones de dólares) en todo el país, un 3% menos que el año anterior.

Antiguo orfanato
Los números agraciados son extraídos de un enorme bombo y son cantados por los niños de la escuela de San Ildefonso, un antiguo orfanato de Madrid, donde estudian muchos hijos de inmigrantes, entre ellos niños ecuatorianos.