En Navidad, no sacrifique seguridad por precio en los juguetes

Las jugueterías ya están llenas de gente. Unos compran juguetes en lugares acreditados, pero otros...

Los juguetes ya están en la mesa de control del laboratorio. Aunque un peluche parece lo más inofensivo, es el juguete que más alertas genera solo por detrás de la muñecas.

Fernando Martínez y Marta Guijarro, del Centro de Investigación y Control de Calidad, expresan que en este laboratorio se han analizado unos 1.000 juguetes distintos.

Son los que generaron alerta y casi la mitad salieron malos, muchos por tener piezas pequeñas que se rompen.

Otro regalo estrella de las navidades. Los disfraces. Aquí los queman para comprobar que arden y lo rápido que se apagan. Este cumple la norma.