Fábrica de colchones se consumió en incendio

El olor a humo alertó la madrugada de ayer a los moradores de un edificio ubicado en las calles Lorenzo de Garaycoa entre Víctor Manuel Rendón y Quisquís, centro de Guayaquil.

Un inmueble donde funcionaba la fábrica y distribuidora de colchones San Felipe se incendió a eso de las 04:30. Aparentemente fue originado por un cortocircuito.

Luis Páez, jefe de la Segunda Brigada de Bomberos de Guayaquil, informó que cuando llegaron el local lo encontraron en llamas.

Felipe Flores Fustino, propietario del negocio, presume que una alteración de voltaje habría provocado el fuego.

“No se pudo sacar nada, la mercadería no estaba asegurada; el fruto de mi trabajo de más de 40 años se perdió”, sostuvo Flores, mientras, en horas de la mañana, revisaba los escombros con la esperanza de encontrar algo en buen estado.

En el suburbio
El segundo piso de una casa ubicada en las calles 28 y O’Connors, en el suroeste de la urbe, se destruyó por un siniestro que se inició aproximadamente a las 12:15 de ayer.

Bomberos y empleados de la Unidad de Distribución Eléctrica aseguraron que en la vivienda había instalaciones eléctricas clandestinas, muchas de ellas en condiciones antitécnicas, lo que habría ocasionado el incendio.