Ineptos, pero educados

La izquierda es el gobierno de los socialistas. La derecha es el gobierno de los capitalistas. El correísmo es el gobierno de los ineptos. Los helicópteros se caen, los techos de las casas vuelan, los radares en la frontera no funcionan, las carreteras de Manabí se destruyen, los plazos de la Constitución no se cumplen, el crimen es imparable, se destruyen empleos, nos convertimos en una “narcodemocracia” y, para remate, no hay luz.

La planta Aníbal Santos de Guayaquil se dañó el 24 de julio del 2008. Los técnicos informaron en su momento que la reparación costaría 500.000 dólares y que el monto lo cubriría el seguro. Solo había que levantar el teléfono y hacer un par de llamadas. Pero los ineptos no movieron un dedo.

Para cubrir el déficit que dejó la planta Aníbal Santos, hubo que comprar energía en el mercado libre durante más de un año. Solo hasta el 15 de abril eso sumó 55 millones de dólares en pérdidas (no dispongo de la suma total hasta octubre). Alguien ganó mucho dinero con esa operación.

En octubre, hace menos de un mes, cuando las aguas de Paute bajaron, alguien consiguió que repararan la planta Aníbal Santos. Pero el fin de semana pasado se volvió a parar… por falta de combustible. Entiendo que el combustible ya llegó.

El régimen culpa a los gobiernos anteriores; pero Bucaram, Alarcón, Mahuad, Noboa, Gutiérrez y Palacio gobernaron, en promedio, menos de tres años cada uno. Los ineptos llevan tres años en el poder y con mucho más dinero a disposición.

Hace varios meses le avisaron al Presidente que la represa Mazar no estaría concluida en el 2010 sino en el 2009. ¡Por fin, algo que salía bien! La central aportará con tanta electricidad que se acabarán por un tiempo los apagones. Confiado, el Gobierno se peleó con Colombia (que nos vende electricidad), no arregló la planta Aníbal Santos y menos aún intentó conseguir nuevas barcazas termoeléctricas. Los expertos le dijeron al Presidente que por estos meses son frecuentes las sequías. No ha de ser, respondieron sus asesores, y el Presidente no hizo nada. Pero no llovió, y Mazar ya está terminada, y no tiene agua, y también por eso no tenemos electricidad.

A propósito, Mazar no se inició con este Gobierno sino con el de Lucio Gutiérrez, durante la larga noche neoliberal.

El sábado, el presidente Rafael Correa proclamó: “Si la naturaleza con esta sequía se opone a la revolución ciudadana, lucharemos y juntos la venceremos, tengan la seguridad”. Yo pregunto: ¿y los derechos de la Naturaleza? El Corcho Cordero deberá exigir que se respete el derecho de la Naturaleza a no llover, consagrado en la Constitución.

En varias ciudades, donde la votación por Correa fue favorable, los apagones duran tres y cuatro horas, pero en otras ciudades como Guayaquil, donde el apoyo al Gobierno se ha derrumbado, los cortes duran entre ocho y nueve horas, y los horarios no se respetan. ¿Por qué?

En Venezuela no hay luz ni agua. En Ecuador tampoco hay luz pero sí hay agua. Los asambleístas de Alianza PAIS ya tienen casi lista la ley del agua. Cuando la aprueben, tampoco habrá agua, y solo dispondremos de tres minutos para bañarnos antes de entrar al paraíso correísta-chavista.

En agosto, el Ministro de Electricidad dijo que no habría apagones. En noviembre, ya sabía de los apagones pero se quedó callado. Además de ineptos, mentirosos.

Cuando por fin estalló la crisis, Correa pidió perdón; pero no por los apagones, sino por no avisar. Me corrijo entonces: ineptos y mentirosos, pero educados.

Ineptos, pero educados
La izquierda es el gobierno de los socialistas. La derecha es el gobierno de los capitalistas. El correísmo es el gobierno de los ineptos.
2009-11-11T14:07:12-05:00
El Universo

Emilio Palacio renuncia a editoría de Opinión y a su columna en este Diario

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo  

Te recomendamos