De 53 mil objetos robados solo se devolvieron 38

En su máquina de escribir, un amanuense de la Comisaría Primera de Guayaquil no para de tipear las denuncias de robo. Solo por sustracción de celulares registra diez reclamos diarios. En total  llegan a 50 en esta comisaría, de las cinco que hay en la ciudad.

Los registros dan cuenta de que se han denunciado 53.083 robos en estas dependencias desde el pasado 24 de marzo hasta el 13 de este mes, periodo en el que rige la reforma al Código Penal que convirtió en contravención el delito de robo sin violencia de hasta $ 654.

Según la asambleísta María Paula Romo (PAIS), la finalidad es que no se llenen las cárceles de detenidos sino que se recuperen los bienes robados. Sin embargo, en un recorrido que hizo este Diario se constató que solo 38 objetos han sido devueltos a sus propietarios, es decir, el 0,07%.

Con la reforma los detenidos ya no son enjuiciados ni permanecen detenidos durante los seis meses hasta que caduca la prisión preventiva. Ahora reciben una multa de $ 14 a $ 28 y una sanción de cinco a siete días de detención.

Mildred Yépez, comisaria Primera, mencionó que en su despacho se han desarrollado alrededor de 20 audiencias con detenidos por robo de celulares, cables y radios, y en todas se devolvió el bien sustraído.

En la Comisaría Sexta, el secretario Noé Jaramillo dijo que se han efectuado cinco audiencias y que también se devolvieran los bienes robados a esa cantidad de víctimas.

Sin embargo, en ambas comisarías los funcionarios se negaron a mostrar las actas de entrega de los objetos.

El principal problema para que se haga efectiva la devolución de bienes robados es que en la mayoría de casos no hay detenidos, según señalaron  funcionarios judiciales.

Otra situación que se presenta es que cuando se logra apresar a los supuestos ladrones, se los lleva a las comisarías sin las evidencias. Jaramillo explicó que suele ocurrir que se detiene solo a uno de los sospechosos, pero este no tenía la evidencia de la contravención.

Robo de celulares
En las comisarías, los principales hurtos que se denuncian son de billeteras, celulares, accesorios de vehículos, carteras y dinero en efectivo.

En teléfonos móviles “lo que más denuncian es el robo de BlackBerry y iPhones”, contó un funcionario de la Comisaría Primera, que lleva 16 años en ese despacho.

En otra comisaría, en la Tercera, de las 11.401 denuncias presentadas por robo, 2.152 son por celulares, pero la cifra solo abarca de junio a octubre, pues fue cuando esta comisaría comenzó a llevar los registros de las denuncias por separado.

Norma Sánchez, de 25 años, quien fue perjudicada por el robo de un teléfono celular, denunció en la Comisaría Quinta que cuatro individuos, en la 11 y Venezuela, le quitaron un Nokia 1200. El asalto ocurrió el martes, a las 22:00, mientras cerraba las puertas de su local de frutas.

Dos de los cuatro sujetos la pusieron contra el suelo, mientras los otros “hacían de campaneros”. Uno la agarró del cuello y otro le quitó el celular.

María Paula Romo
Asambleísta de PAIS
“Si nos roban un celular o un cilindro de gas... más importante que mandarle a ese ladrón a que pase cinco años preso, más importante es que nos devuelva lo que nos ha robado”.