Show de viejas canciones y reproches a los infieles

Más de cuatro mil personas acudieron el jueves pasado a la Feria de Durán a escuchar cantar a la chilena Myriam Hernández  y al dúo argentino  Pimpinela. Desde las 17:00 el público empezó a llegar al recinto ferial e ingresó a eso de las 19:00, luego de que los músicos de Pimpinela terminaron las pruebas de sonido.

En tanto, en los camerinos se disponía todo para atender a Hernández, cuya presentación estaba fijada para las 20:30, y al dúo Pimpinela, que lo haría a las 22:00.

Este dúo, que arribó a Guayaquil el jueves a las 13:00, casi no brinda completo su show: en la tarde tuvo dificultad para reproducir un video sobre su trayectoria musical que iba  a presentar al público.

El problema se superó entrada la noche, mientras los organizadores del concierto disponían el ingreso de los asistentes, entre los que había quienes a última hora querían conseguir una entrada.

Myriam Hernández no apareció en el escenario a la hora prevista, sino a las 21:30, pero eso al público se le olvidó cuando de entre el humo y la oscuridad su voz sonó con su tema emblemático: El hombre que yo amo.

El recinto se llenó de gritos, recuerdos y la venta de cerveza en vaso se multiplicó. Muchos cantaban y enseguida bebían un trago, como para ahondar en sus viejos recuerdos o en sus sentimientos presentes.

Hernández apareció vestida con un conjunto negro con lentejuelas. Sin hablar con el público pasó de ese tema a Eres, Te pareces tanto a él. Los presentes, especialmente las mujeres, coreaban sus temas y eso llenó de emoción a la cantante.

Su presentación también contó con temas con más ritmo y coreografías, en los que la artista mostró su destreza para el baile.

No hubo canción que el público no conociera. Fueron quince y estuvieron las de mayor éxito de la cantora chilena de 42 años. Entre ellas Herida, Se me fue, Mío, Tonto, Huele a peligro, Un hombre secreto, Peligroso amor, La fuerza del amor, Te pareces tanto a él.

A las 22:30 abandonó el escenario, pero minutos después volvió para responder con más canciones al insistente llamado que el público le hacía. A ritmo de Leña y fuego dijo adiós, mientras sus fans la despedían de pie y con aplausos.

El escenario volvió a quedar frío y en silencio hasta que a las 23:20 se encendieron las luces y el reloj del tiempo se ubicó en 1983, cuando el dúo Pimpinela, compuesto por Lucía y Joaquín Galán, se dieron a conocer internacionalmente.

El escenario se convirtió en un ring de dos amantes que se atacaban con frases de reproches y desamor. Lucía, representando a una mujer malquerida, reclamaba a Joaquín (un infiel) sus deslices amorosos o su falta de atención hacia su pareja.

Después de varios temas, entre ellos Dímelo delante de ella y Me hace falta una flor, Joaquín dijo que al comienzo de sus carreras la gente creía que eran enamorados, por ello grabaron el tema Hermanos, que narraba  el amor fraternal que los unía, y que con ello quisieron demostrar que todo era teatro en el escenario.

El público vibró con cada tema y los más atacados por las letras de Pimpinela fueron los hombres, cuyo representante era Joaquín.

El dúo hizo un rápido recorrido musical por sus 25 años de carrera musical y esta trayectoria también fue proyectada en el video que, según ellos, acompaña todas sus presentaciones, y que incluyó la voz del cantante español Dyango, con quien grabaron en 1986 la canción Por ese hombre.

Presentación
Hoy, a partir de las 20:00, se presentan los grupos argentinos Enanitos Verdes y Vilma Palma. Con ellos se cierran los conciertos de la Feria de Durán, que este año trajo a Rakim & Ken Y, Roko y Blasty; Los Panchos y Los Iracundos; Ángel Guaraca, Gerardo Morán, Jenny Rosero y Jaime Enrique Aymara. Las entradas para el concierto de hoy se las puede adquirir en las boleterías de la feria.