Los últimos campeones

El etíope Kenenisa Bekele ganó ayer la medalla de oro de los 5.000 metros del Mundial de Atletismo, con lo que logró el doblete en las competencias de medio fondo, tras haberse impuesto también en 10.000 metros en la cita de Berlín.

El atleta africano de 27 años registró 13 minutos, 17 segundos y 9 centésimas,  tras ubicarse delante del estadounidense Bernard Lagat, campeón en el  Mundial de Osaka 2007 (13m17s33c), y el qatarí James Kwalia C’Kurui (13m17s78c), ambos de origen keniano.

Bekele, quien había logrado también el doblete en los Juegos Olímpicos de Beijing, nunca había alcanzado esta hazaña en un Mundial, donde había ganado en tres ocasiones la prueba de 10.000 metros, que fueron cuatro consecutivas tras vencer en Berlín, pero jamás se había impuesto en 5.000.

Mientras, Estados Unidos selló su dominio en el medallero del Mundial de Berlín gracias a sus triunfos en la final de relevos 4x400 metros, donde se colgó oro, en la prueba masculina.

Retuvo corona
El cuarteto estadounidense (Angelo Taylor, Jeremy Wariner, Kerron Clement y LaShawn Merritt) retuvo el título y repitió la victoria de hace un año en los Juegos Olímpicos de Beijing.

Los estadounidenses ganaron con un tiempo de 2m57s86cs y compartieron podio con Gran Bretaña (3m00s53cs, plata) y Australia (3m00s90cs, bronce).

De su parte, La joven china Xue Bai dio ayer el primer título mundial de maratón a su país, al llegar  (con 2h25m15) delante de la japonesa Yoshimi Ozaki (2h25m25s) y la etíope Aselefech Mergia (2h25m32s).

Xue Bai, de apenas 20 años, dejó atrás a la japonesa cuando quedaba alrededor de un kilómetro para la meta, y acabó imponiéndose, certificando de este modo la irrupción de las chinas en el maratón, después de que su compatriota Zhou Chunxiu fuera plata en Osaka 2007.

El noruego Andreas Thorkildsen, actual campeón olímpico, logró ayer el título en jabalina masculina (89,59 metros), en la última jornada del Mundial de Berlín 2009, superando al cubano Guillermo Martínez (86,41m) y al japonés Yukifumi Murakami (82,97 m).

Thorkildsen obtuvo la medalla de plata en los dos mundiales anteriores, mientras que en Beijing fue el primer atleta de su país en ganar un título olímpico.