Relevos militares en zona de frontera, Quito y Cuenca

Con un llamado a la obediencia a sus subordinados y el respeto al poder constituido, el mando del Ejército inició el relevo de los comandantes de las principales unidades militares.

Ayer asumió la comandancia de la Primera División del Ejército Shyris, en San Bartolo, sur de Quito, el general Hegel Peñaherrera en reemplazo de Luis Garzón, quien pasó a la Dirección de Educación y Doctrina de la Fuerza Terrestre.

Durante la ceremonia, Garzón instó a los oficiales y personal de tropa de esta jurisdicción a cumplir sin “claudicaciones” su misión constitucional.

“Tengo la certeza de vuestra indeclinable lealtad para con la patria y con el mando militar en el marco de la ley", expresó.

Esta unidad tiene más de cinco mil uniformados y agrupa a unidades de élite como infantería, caballería, paracaidismo y cuartel general.

En tanto Peñaherrera, quien ascendió a general el pasado 10 de agosto, recalcó a los soldados el valor de la obediencia y disciplina en una institución jerarquizada como el Ejército. También hizo un llamado a trabajar en equipo para fomentar un espíritu institucional.

Mientras tanto, hoy se realizará el relevo de mando en la IV División Amazonas, en El Coca, unidad encargada del control y patrullaje de las provincias de Sucumbíos y Orellana, fronterizas con Colombia. El general Fabián Narváez, quien ha comandado la unidad durante los dos últimos años, entregará el cargo a Hugo Villegas.

La próxima semana Narváez también entregará al general Bolívar Mena, actual director de Inteligencia del Comando Conjunto de las FF.AA., la comandancia de la Fuerza de Tarea N° 1, encargada de todas las operaciones militares en Esmeraldas, Carchi, Sucumbíos, Orellana e Ibarra.

Con el relevo de los generales Helio Zambrano, de la Segunda División de Guayaquil y Fausto Vásquez de la Tercera División de Cuenca, previsto para hoy y mañana, el Ejército terminará la reorganización de mandos.