Los nuevos precios llegan a farmacias desde hace 2 meses

Julio Rojas pagaba hasta hace  dos meses $ 18 por la receta para  su mamá, que  incluye medicamentos para la hipertensión y problemas del hígado, pero el miércoles  tuvo que cancelar $ 25.

Esto  porque desde   abril el precio de las medicinas   ha subido en varios locales. "Son centavos", afirman los usuarios, pero de mes a mes el alza sí impacta en los gastos de  salud.

Los dueños de las farmacias  también se ven afectados   porque sus  ganancias bajan. Por ello,  algunos adquieren menos medicamentos y en ciertos casos dejan de comprar.

Por ejemplo, la caja de ampollas Berifen (desinflamatorio) subió de $ 7 a $ 8,50 en los últimos días; la caja de cápsulas Bynozyt, de $ 6,90 a  $ 7,90.

En farmacias como Forestal y  Nueva  Vida responsabilizan del incremento de precios a las farmacéuticas y afirman que el control no debe empezar en las farmacias sino en los laboratorios, donde creen  que está la raíz del problema.

Cristóbal Loor, propietario de la  farmacia Forestal,  explica que la  vitamina  C,  de  uso cotidiano por el aumento de  casos de  gripe, se vende más. En enero se compraba la caja  de  MK en  $ 15,80 y  el nuevo pedido llegó en $  17,80.

Mientras que la Tetanol, que en enero se compraba en $ 1,89  cada  ampolla, en mayo llegó a $  6, precio que aún se  mantiene. Según Loor, esto se dio por una escasez en el mercado, lo cual a su criterio es una estrategia de los laboratorios para  aumentar el valor de los productos que son imprescindibles en ciertas enfermedades.

En cuanto a los medicamentos contra los problemas diarreicos, también han aumentado su costo: las cápsulas Lacteol que se compraban en $ 1 están en $ 1,25;  el suero oral Pedialyte pasó de  $ 2,65  a $ 2,90.

Loor dice que las alzas se dan porque el Estado no tiene una política para regular los precios de los medicamentos y los laboratorios incrementan los costos cuando tienen acogida en el mercado.

Edelmira Alegría, presidenta de la Asociación de Farmacias del Guayas, indica que otro de los problemas de las pequeñas farmacias que no pertenecen a las grandes  cadenas es que  los proveedores venden por grandes  lotes  y  ofrecen sus descuentos, "es ahí cuando no podemos comprar y  debemos acudir a los distribuidores".

Leches
Otro de los productos que  han incrementado sus precios es la leche para  los lactantes.

La Nan 1 se compraba  en $ 6,35 y ahora se comercializa  en $ 15,37, la Nestógeno pasó de costar $ 4,90 a $ 6,63,  la Enfamil subió de  $ 9 a  $ 11 y la Nido aumentó de $ 4  a  $ 5,85.

Cólicos
Las pastillas Femen,  usadas contra el malestar menstrual, pasaron de $ 0,20 a $ 0,30.