Maternidades funcionan en instalaciones deficientes

Un techo con agujeros, el área de estadística compartida con una bodega de construcción o cartones que reemplazan a vidrios en las ventanas son algunos  problemas que presenta el Centro Materno Infantil Francisco Jácome, ubicado en la cooperativa del mismo nombre, en el norte de la ciudad.

Este centro es una de las cinco unidades (cuatro en Guayaquil y una en Durán) del Ministerio de Salud que, según Eduardo Verdesoto, director provincial, descongestionan las  maternidades de esta ciudad. De ellos, dos tienen atrasos en su remodelación y dos solicitan ampliaciones. El de Durán funciona en un edificio nuevo, inaugurado el año pasado.

En un primer informe del centro Francisco Jácome, el 1 de junio pasado, se entregó un diagnóstico en el que se detallaban inconvenientes como un ecógrafo colocado sobre un escritorio en el área de Preparto, falta de jabón líquido para desinfección de manos e insuficiencia en el  stock  de medicamentos para emergencia.

Sobre los problemas en el centro de salud, Jaime Dueñas, director de la unidad, explica que las reparaciones son progresivas, pues la incomodidad en el centro se debe a las ampliaciones que se realizan desde febrero y que deberían estar listas el próximo mes, pero hay retraso. Dueñas dijo que no hay desabastecimiento de medicinas o implementos.

Los pacientes no se quejan de las instalaciones, pues se han resignado; pero sí critican la demora en la atención.

El martes pasado, a las 11:30, Elsa Parrales, de 24 años, esperaba atención desde las 07:30. “La atención es buena, pero creo que no hay doctores, ya van a ser las doce y yo solo vine para un control”, dijo preocupada, pues tenía que ir a ver a su primer hijo a la escuela.

El malestar por la demora en la atención es compartido por los asistentes del Centro Materno Infantil Martha de Roldós, donde Maritza Merchán, con 4 meses de embarazo, tuvo que esperar desde las 07:00 hasta las 11:30 de ese día, para descubrir que no alcanzaría cita.

Aquí sí preocupan las instalaciones. Martha Rodríguez requería una consulta en medicina general, dice que algo que le desagrada son los agujeros en el techo y el pilo de carpetas amontonadas frente al consultorio, pues, dice, produce malos olores y teme que se convierta en un criadero de roedores.

Giselle Varas, directora del centro, explica que el deterioro de ciertas partes de la estructura no puede ser restaurado hasta que se termine la construcción del segundo piso, que tiene dos meses de retraso por falta de asignación.

Además, señala que el presupuesto para reparaciones menores es de $ 8 mil, por lo que en la mayoría de las obras que superan ese valor tienen que pedir aporte a la Dirección Provincial, trámite  que demora.

Sobre la falta de médicos, Varas admite que la demanda de más de 500 pacientes diarios no puede ser atendida ahora, pero espera que una vez terminada la construcción le den una respuesta positiva a su pedido de dos profesionales más.

En el caso del Centro Materno Infantil de Bastión Popular, Pepita Vera, su directora, dice que el problema no es el número de médicos, sino el espacio.

En este centro las nebulizaciones se hacen con una sola máquina pues, según Vera, tres están en mantenimiento. Además justifica la ubicación del aparato en el pasillo, porque no tienen donde más ubicarla.

Vera indicó que la semana pasada un técnico del Ministerio fue a hacer observaciones para una posible ampliación.

En el Centro Materno Infantil Camino al Sol, en  la isla Trinitaria, en cambio, Miguel Revilla, director de la institución, explica que se pidió una ampliación y los técnicos del Ministerio de Salud le dijeron que, por cuestiones de infraestructura, no podían realizarla.

Según Revilla, en la maternidad se atiende un promedio de 100 pacientes diarios, pero el servicio se congestiona por la falta de espacio.

Además de trabajar en remodelaciones, el Ministerio, desde abril, inició un plan de mejoramiento de la atención, donde se plantea revisar las falencias de las unidades, reforzarlas y capacitar al personal.

Textuales: Centros
Jaime Dueñas,
DIRECTOR DEL ÁREA DE SALUD Nº 11
“Los inconvenientes de ahora son provisionales, hasta que terminemos la construcción y nos cambiemos”.

Giselle Varas,
DIRECTORA DEL CENTRO MATERNO MARTHA DE ROLDÓS
“Nunca es suficiente el número de médicos para abastecer la demanda de los pacientes del área”.