Hoy en Portada


Ruinas arqueológicas en Manabí serán patrimonio

Reconocer la hermandad histórica entre tres cantones manabitas como Manta, Montecristi y Portoviejo, identificar qué asentamiento fue el primero en establecerse y descubrir si se ha documentado íntegramente el territorio de la Cultura Manteña serán varias de las aristas a indagar dentro de la declaratoria de Patrimonio Cultural que se concreta hoy en Picoazá, parroquia de Portoviejo.

La intención de organismos del Estado, como el Ministerio de Cultura, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural  y la Corporación Ciudad Alfaro, es la de promover la declaratoria como bien perteneciente al patrimonio cultural de la nación al sitio arqueológico comprendido entre los cerros Jaboncillo, Bravo, de Hojas, Guayabal, La Negrita y a todos los elementos arqueológicos que comprenden el lugar.

Con ello se reeditan los pasos que en 1906 dirigiera Marshall Saville en la búsqueda de los rastros que dejó la Confederación Manteña en el milenario cerro de Hojas, los que a criterio de Alberto Miranda, director de la organización cultural Fortaleza de la Identidad Manabita, se escondería una ciudad milenaria más grande que la propia Machu Picchu, ubicada en el Cuzco, Perú.

Incluso el hallazgo del cerro de Hojas fue antes que lo encontrado en suelo inca, aunque una vez que se conoció de la noticia en Perú se inició un proceso de recuperación y preservación de la zona, algo que no se dio en este sector manabita, manifestó Miranda.

El Director de Fortaleza de la Identidad Manabita promovió desde hace algunas semanas y con el apoyo de entidades gubernamentales, estudios en estos cerros, con el fin de preservar ataques de huaqueros (buscadores de tesoros), quienes ya afectaron en parte los hallazgos encontrados en estos sitios.

Para María Isabel Silva, directora de la Corporación Ciudad Alfaro, la firma de la declaratoria revitalizará la identidad histórica y cultural de Manabí.

Los restos manteños en estas zonas enclavadas entre los cantones Portoviejo y Montecristi, y ubicados a 400 metros sobre el nivel del mar,  también fueron indagados por otros científicos y arqueólogos ecuatorianos como Jacinto Jijón y Caamaño, Emilio Estrada, Telmo López y Florencio Delgado.

Precisamente, Delgado trabajó entre los años 2007 y 2008 en la zona y realizó la reconstrucción espacial de terrazas, corrales, muros, silos, escalinatas y pozos, encontrándose 38 barrios conformados por 982 estructuras que fueron identificadas y delimitadas, según información proporcionada por el área de comunicación de la Corporación Ciudad Alfaro.

Los hallazgos permiten especular que Montecristi fue asentamiento de la Cultura Manteña entre los años 500 y 1500 después de Cristo.

Detalles: Hallazgo
Cultura
En la cima del cerro de Hojas se encuentran evidencias de las ruinas de un templo, donde existieron sillas ceremoniales en forma de U, correspondientes a la Cultura Manteña.