En el 2013 se podrá construir en Mi Lote

Ha  alquilado en ocho casas desde 1997. Noemí Daza, de 42 años, no ha perdido la fe de conseguir su anhelada casa propia. “Soy católica, creo que Dios ayuda a los desamparados cuando uno obra de buena fe”, dice esta madre soltera  con dos niñas y un hermano discapacitado a quienes mantener.

El miércoles pasado, Noemí aprovechó el día libre en la empresa Expalsa para inscribirse en el plan de terrenos que inició el Municipio esta semana y que para ella es la única oportunidad de dejar de pagar 100 dólares mensuales en alquiler.

Aunque está convencida que resultará beneficiada con el plan, Noemí recién podrá ser la dueña del terreno, y empezar a construir su casa en febrero del 2013, cuando termine de pagar las 42 mensualidades fijadas en 25 dólares hasta completar los $ 1.125, la mitad del valor, pues el resto lo subsidia el Cabildo.

Después de inscribirse, se revisan los documentos y se hace una auditoría a los requisitos.

“Entre los próximos 60 y 90 días se publicará en la prensa el listado de los calificados, luego se firmará el convenio de pago y el beneficiario empieza a pagar las cuotas”, anuncia Carlos Salmon, director de Terrenos.

El plan, anunciado por el alcalde antes de su campaña por la reelección, prevé entregar 6.583 lotes en un terreno de 107,10 hectáreas  del kilómetro 16 de la vía a Daule, próximo a la urbanización Beata Mercedes de Jesús Molina en una primera fase. La cantidad de inscritos durante la primera semana de inicio del proceso pone a dudar a quienes como Carmen Cárdenas anhelan conseguir su vivienda. Ella presentó la carpeta con los requisitos para que su hijo consiga uno de los terrenos y aunque no tiene la certeza que saldrá favorecido “entre tanta gente, nada se pierde con intentar”, opina Cárdenas.

No obstante, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, asegura que “todo el mundo tendrá su lote”. La explicación se fundamenta en la intención municipal de extender Mi Lote, incluso, a tres etapas si hay demanda, según el reelecto alcalde.

“Mi Lote debió ser primero que Mucho Lote, pero fui primero con Mucho Lote porque me costó mucho que empresarios, banqueros creeyeran en un proyecto así, como eso ya es un éxito ahora voy a Mucho Lote II ubicado en la vía a la Terminal Terrestre”, dice Nebot.

En la ciudad cada año aumenta en 30 mil el déficit de viviendas, mientras crecen las invasiones. Antes de la apertura de inscripciones, se habían repartido unos 80 mil formularios,  20 mil se presentaron.

Se prevé que tras la revisión de los documentos, la nómina de calificados sea menor. Noemí Daza espera estar entre los favorecidos y, aunque sea en tres años poder construir a su manera la casa que ha soñado: con dos cuartos, sala, comedor y cocina. “Si tengo techo y piso, el resto no importa”, dice.

Fases
Las inscripciones para Mi Lote se mantendrán abiertas para todos los interesados. La segunda fase tendrá 5.000 terrenos, con los que se completarán 11 mil lotes.

Servicios
El terreno se entregará con todos los servicios básicos habilitados, además de zonas verdes y espacios vendibles para el área comercial.