Enterprise y su nuevo viaje a las estrellas

“El espacio, la frontera final. Estos son los viajes de la nave espacial Enterprise. Su continua misión: explorar extraños nuevos mundos, buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones, viajando temerariamente a donde nadie ha llegado antes”. Con esta frase se iniciaba cada capítulo de la serie de televisión Viaje a las estrellas (Star trek), que  mañana llegará a las salas de cine del país con su undécima entrega.

Este filme de ciencia ficción, dirigido por J.J. Abrams, está basado en la franquicia de series de televisión y películas creada por Gene Ronddeberry en 1966, y cuenta con los personajes principales representados por un nuevo elenco. La cinta explora las historias previas del capitán  James T. Kirk y Spock antes de unirse a la tripulación de la nave Enterprise para combatir a Nero, el villano que amenaza a la Federación Unida de Planetas.

El desarrollo del largometraje  comenzó en el 2005 cuando Paramount Pictures contrató a Abrams, Orci y Kurtzman para revivir la franquicia.

Ellos querían ser fieles a las secuelas de Star trek, pero también introdujeron elementos de sus novelas favoritas, modificando la historia con viajes en el tiempo y modernizando el diseño de producción de la serie original.

La filmación se realizó desde noviembre del 2007 hasta abril del 2008, bajo  extremo secreto. Al mismo tiempo que se rodaba la película, Paramount tomó la decisión de retrasar el estreno, cambiando la fecha del 25 de diciembre del 2008 para el 8 de mayo del 2009.

Esta nueva saga de Viaje a las estrellas, su nombre en español,  contó con un presupuesto de 150 millones de dólares aproximadamente. Es  la cinta  más cara de la franquicia (casi 100 millones de dólares más de lo que costó su inmediata antecesora, Star Trek X: Némesis, cuyo costo apenas alcanzaba los $ 70 millones).

El reparto principal está formado por Zachary Quinto en el papel de Spock y Chris Pine como el capitán James T. Kirk. En los roles secundarios, Zoe Saldaña encarna a la oficial de comunicaciones Uhura, Anton Yelchin es  Pavel Chekov y John Cho da vida al timonel Hikaru Sulu. Además, actúan   Eric Bana, Simon Pegg y Karl Urban, que interpretan a Nero (el villano de la película), al ingeniero Montgomery Scott y al doctor Leonard McCoy, respectivamente.

Abrams, quien también produjo la cinta, y su equipo de trabajo han complementado al elenco principal con  actores reconocidos en el séptimo arte.

Así pues, Winona Ryder es Amanda Grayson, la madre de Spock. Bruce Greenwood interpreta al capitán Christopher Pike (predecesor de Kirk al mando de la nave) y Ben Cross encarna al embajador Sarek, padre de Spock.

Una de las sorpresas será Leonard Nimoy, quien volverá a ponerse las orejas de vulcano, dando vida a un anciano Spock.

Nimoy, de 78 años, es el único actor de la serie original y de las películas anteriores con un rol en el filme.

Aseguran sus creadores que la película está dirigida a los que nunca han seguido Star trek. El propio director, J.J. Abrams, confesó desde el principio que la saga no le gustaba. Él era aficionado de la Guerra de las galaxias (Star Wars).

Señala que se ha mantenido fiel al espíritu de Star trek, y solo se han modernizado algunos aspectos. Una misión complicada si se tiene en cuenta que esta saga se inició en los años 60 como una serie, a la que siguieron diez películas, más de una docena de videojuegos y cientos de novelas.

El portal electrónico Fandango.com señal  que antes de su estreno en Estados Unidos el 10% de los seguidores de Star trek que planea ver la película indicó, en una encuesta, que irá disfrazado al cine.

Además, el 67% de los usuarios de este sitio web que verán el filme son hombres, dijo la empresa, según los datos que obtuvo en un sondeo que realizó con unos 4.000 cinéfilos.