Las Chicas Dulces se desnudan

Aunque Lila Flores admite haber criticado en más de una ocasión a las artistas que aparecen en los escenarios con poquísima ropa, la idea de protagonizar un calendario donde ella y las otras cuatro integrantes del grupo Las Chicas Dulces  luzcan a plenitud sus atributos siempre la inquietó.

Esto para aflorar su sensualidad y demostrar que se pueden hacer fotos atrevidas sin necesidad de llegar a la vulgaridad. “Nos importa que el público valore nuestro talento, por ello no nos desnudamos para actuar.  Lo hicimos para un anuario porque las doce fotos registran solo aquello que queremos mostrar”.   

El anuario, que por lo pronto exhiben en la página de internet oficial de la agrupación (www.laschicasdulces.com),  lo trabajaron con Roberto Pombar. Las diez en su estudio y las otras, donde  las cinco vocalistas constan en trajes de baño, en la discoteca Ática.

“No somos modelos y para nosotras fue un reto. Debimos prepararnos física y mentalmente. Las chicas se sometieron a dietas para conservar sus figuras  y yo me hice una liposucción”, comenta Lila, quien en el calendario aparece en los meses de febrero y julio. En el primero completamente desnuda y acompañada solo con un chelo y en el segundo, vestida con un  negligé  blanco bastante revelador.

Lorena Vergara, otra de Las Chicas Dulces,  es marzo y agosto; Marioly Torres, abril y septiembre; Paola Echeverrería, mayo y octubre; y Malena Pesantes, junio y noviembre.

Robbie Novoa, productor de Las Chicas Dulces, ex pareja de Lila y miembro de la banda Batahola, anota que aunque la intención inicial no era vender ni imprimirlo, de encontrar los auspiciantes propicios lo harían. “Lo ideal era promocionarlo a inicios de año, pero no pudimos ni siquiera trabajarlo porque como grupo debimos cumplir una gira  por las ciudades del Oriente”, explica la líder del grupo  femenino.

Añade que antes de realizar las gráficas mantuvieron  varias reuniones y  llegaron a consensos. “Vimos muchas fotografías del extranjero y escogimos desde las poses hasta los trajes que usaríamos”.

A la par del almanaque, Las Chicas Dulces trabajaron en los nuevos temas que constarán en el primer disco del grupo en esta su segunda etapa. “Ya son dos años de esa renovación y hemos promocionado también dos temas:  Funky Town, en merengue, y Dame la vida, un vallenato inédito”, anota Lila, de 34 años.

A diferencia de la anterior etapa de la agrupación, en esta su música no es tan tropical como el pasado. Cuenta con temas  pop, latin pop,  bachatas, cumbias texmex y vallenatos. “Hicimos una adaptación de la canción Uno más uno son dos, de Luis Miguel. El CD lo trabajamos con Rogert Hit Guerrero y Fabricio Rodríguez”, manifiesta Novoa.