Alex Rodríguez pensó que esteroides le darían energía

El toletero estadounidense de origen dominicano, quien se encuentra envuelto en un gran escándalo tras confesar su uso de sustancias prohibidas, sostuvo en una rueda de prensa en el campo de entrenamiento de los Yankees que él y su primo comenzaron a ingerir esteroides en el 2001.

"Mi primo me administró las sustancias, pero ninguno de los dos sabíamos cómo utilizarlas correctamente, demostrando lo ignorantes que éramos", dijo Álex Rodríguez, acompañado por el técnico de los Yankees, Joe Girardi, y el gerente general del equipo, Brian Cashman.

"Fue así que decidí consumirlas dos veces al mes durante seis meses durante el 2001, 2002 y el 2003", explicó.

Jugaba en Texas
En una entrevista con la cadena televisiva ESPN la semana pasada, el jugador de 33 años admitió el uso de esteroides para mejorar su rendimiento entre 2001 y 2003, cuando jugaba para los Rangers de Texas.

Sus comentarios llegaron como respuesta a un reporte de la revista Sports Illustrated de que era uno de los 104 beisbolistas que habían dado positivo en las ligas mayores estadounidenses, según un informe confidencial en el 2003 que dio pie a exámenes antidopaje obligatorios a partir de 2004.

Rodríguez reveló que la sustancia que tomó se llama "Bole" y que su primo solía inyectarlo.

No midió consecuencias
El deportista dijo que su primo consiguió los medicamentos en la República Dominicana y que éste creía que la sustancia le daría un gran impulso para incrementar su rendimiento, pero que aparte de eso, era inocua.

"Nosotros no consultamos a nadie y no tenía buenos argumentos para tomar esa decisión. No sabíamos lo que estábamos haciendo", afirmó Rodríguez, quien es el beisbolista mejor pagado en las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Rodríguez afirmó que él y su primo, a quien prefirió no identificar, hicieron todo lo que pudieron para mantener en reserva su uso de las drogas.

"Dejé de tomar (los esteroides) en el 2003 y no he vuelto a consumirlos desde entonces", aseguró.

"Vamos a salir de esto. Somos una familia. Creo que Álex hizo un buen trabajo. Le creo. Vi lágrimas en sus ojos. Vi arrepentimiento", afirmó Girardi, quien agregó que Rodríguez tendría que volver a ganar la confianza de los simpatizantes y de otros beisbolistas.