R. Civil de Santo Domingo, en crisis

Más de dos mil usuarios diarios registra la Dirección Provincial del Registro Civil de Santo Domingo de los Tsáchilas y la falta de funcionarios y computadoras dificulta la entrega de un mejor servicio.

En total son once personas y cinco computadoras con las que cuenta esta dependencia provincial. Estos recursos, tanto humanos como informáticos, son los mismos que se utilizaban cuando Santo Domingo pertenecía como cantón a la provincia de Pichincha.

Es decir que desde la provincialización, que se dio el 7 de noviembre del 2007, no se han presentado mejoras que permitan atender la demanda provincial, que llega a ser regional, debido a su ubicación, ya que los usuarios llegan de provincias como Los Ríos, Manabí, Esmeraldas y Cotopaxi.

Por estas limitaciones, conseguir una partida de nacimiento se vuelve una penitencia por la aglomeración de personas en las filas, debido a que un solo empleado debe despachar a unas 1.200 personas  al día que piden ese documento.

Cédulas
El director provincial (e) del Registro Civil, Ramiro Peña, señaló que las peticiones para cédulas por primera vez llegan a las 500 diarias, pero debido a la falta de computadoras y personal se entregan  solo 150, por lo que se quedan cientos de usuarios, especialmente  menores de edad, sin el documento.

En  las renovaciones, pérdidas o robos rebasan las 500 emisiones del documento por día, a esto se suman los matrimonios, inscripciones de nacimiento y fallecimiento.

Peña aseguró que el remedio para este problema ya fue solicitado hace más de un año a la Dirección Nacional del Registro Civil, pero hasta la fecha no se ha mejorado el sistema informático, ni se ha dado paso a la contratación de más servidores públicos.