Precios de víveres

El control de precios en los mercados parece que se convierte en un gran problema para el Intendente, cuando los vendedores en la Terminal de Víveres de Mayoristas argumentan que ellos compran a mayor precio que antes y que ahora tienen que vender a un nuevo precio; y en el mercado municipal los comerciantes presentan el mismo argumento ante los medios de comunicación, para subir los costos de los víveres, artículos de aseo y limpieza, legumbres... de una semana a otra, como es el caso del mercado de Sauces 9.

El Intendente periódicamente hace un recorrido de control de precios, pero los siguen subiendo aunque los sueldos se mantengan congelados. ¿Por qué los especuladores y explotadores no son sancionados severamente? Sin ningún justificativo se dan incrementos semanales en la canasta familiar.

Económicamente el gasto que se hace en un hogar, en alimentos y otros para la supervivencia, representa el 45% del total de gastos personales y pago de deudas, es decir, este porcentaje casi llega al 50% del sueldo o ingresos que financian el presupuesto familiar.

Para que exista un control de precios oportuno y efectivo, tanto para el Intendente como para el SRI (Servicio de Rentas Internas) que controla los ingresos y rentas de los contribuyentes, debe haber obligadamente por ley una disposición para que los mayoristas de víveres y legumbres emitan factura comercial a sus clientes; y que los vendedores de los mercados municipales exhiban siempre una lista de precios actualizada, a fin de que se pueda establecer si existe una normal comercialización  de los productos o  una explotación ilícita de los mismos.