Devuelvan el IVA a la tercera edad

Las personas de más de 65 años de edad que cumplan con lo indicado en el artículo 14 de la Ley del Anciano están exentas del pago de impuestos fiscales y municipales.

El parámetro de cinco remuneraciones básicas, que anualmente significan 60 remuneraciones básicas unificadas, al multiplicarlo por la tarifa del 12% que es el valor del IVA (Impuesto al Valor Agregado), da el monto anual que se aplica para  la exención; esto es 1.440 dólares anuales, si el salario básico unificado es 200 dólares mensuales.

Pero sucede que el sistema de devolución que aplica el SRI (Servicio de Rentas Internas) es de recibir las facturas en forma mensual, y reconocer esa exención dividida para los doce meses del año.

Si una persona tiene en un mes compras o gastos que generan un IVA de más de 120 dólares, solo se le reconoce ese monto. Lo demás no lo puede recuperar, a pesar de lo que establece la Ley del Anciano. Lo justo sería reconocer las devoluciones hasta que el contribuyente llegue al tope máximo anual.

Sería conveniente que el SRI revise esta situación y se aplique correctamente el beneficio de la Ley del Anciano.  La guía referencial de devolución del IVA , aprobada por el Director General de Rentas Internas en noviembre del 2006, en ninguna parte establece este límite mensual para devolución.