Machala, un ejemplo a seguir

Jueves, 22 de Enero, 2009 - 00h00
22 Ene 2009

Para los gobernantes, dejar dogmas políticos y desarrollar con practicidad programas que solucionen problemas reales de la gente, no debiera ser nada extraordinario. Sin embargo, en el Ecuador tristemente guevarista, en que se aplaude la figura de un guerrillero que no dudaba en fusilamientos, parecería que la practicidad ha sido olvidada, salvo por la gestión que desarrollan algunos alcaldes que van marcando pautas que debieran ser imitadas.

Estuve en Machala hace pocos días y he podido constatar que, junto con las enormes deficiencias que lamentablemente se encuentran, existen notables méritos que demuestran que con vocación de servicio, inteligencia y perseverancia, sí es posible mejorar la calidad de vida de los ecuatorianos.

Cómo no aplaudir que pese al limitado presupuesto con que cuenta la ciudad, alrededor de trece millones de dólares anuales, valor menor al que ha gastado el Gobierno en publicidad, se han podido, por gestión de su alcalde, establecer diversos centros de atención médica que están poco a poco situando a Machala como un destino privilegiado para obtener la prestación de servicios médicos en diferentes áreas.

La ciudad cuenta con un moderno Centro Oftalmológico de la Solidaridad Machala-Cuba, que atendió en su primer año de funcionamiento, de forma gratuita, a cerca de 17.000 personas procedentes de todos los rincones del país, incluyendo el norte del Perú; está por inaugurarse esta misma semana un moderno Centro de Hemodiálisis con quince máquinas nuevas, algunas donadas por el sector privado; está por iniciarse la construcción de un moderno Centro de Atención Materno-Infantil y se está proyectando la construcción de un Centro Cardiológico que permitirá desarrollar programas preventivos y correctivos.

A lo anterior debe sumarse que la Municipalidad cuenta con seis clínicas móviles para la atención principalmente en sectores suburbanos, en las áreas de ginecología, pediatría y odontología; cuenta con un hospital municipal, el Pomerio Cabrera en Puerto Bolívar, en el que a partir de junio del 2008 se atienden, de forma gratuita, partos normales y cesáreas y en el que desde enero de este año se entrega un ajuar o canastilla gratuita para cada recién nacido.

Se han implementado también diez subcentros de salud municipales, que constituyen un verdadero orgullo para sus habitantes.

Debe sumarse también que la Municipalidad cuenta con dos modernas ambulancias que prestan atención las 24 horas, de forma también gratuita.

A este trabajo en salud se debe agregar la entrega de libros gratuitos a 30.000 niños de los 93 establecimientos fiscales y la entrega de la lista de útiles escolares dos veces al año.

Machala fue declarada libre de analfabetismo en mayo de 2008, en un programa desarrollado con ayuda del gobierno de Cuba.

Sorprendente fue también constatar que un mercado municipal construido en un sector que antes daba asco, hoy es uno de los más modernos del país, que cuenta con escaleras eléctricas, guardería y otros servicios para los comerciantes y bienestar de los usuarios.

Está en marcha la licitación para el relleno sanitario, siendo también notorio que la ciudad cuenta con varios parques abiertos que lucen impecables, con música instrumental y que, conjuntamente con las obras de regeneración urbana, han transformado la ciudad para orgullo de sus habitantes.

No obstante todo lo anterior, que en materia de salud y educación debiera ser obra del Gobierno Nacional y no del Municipio, aún queda mucho por hacer. Lo importante es que el desarrollo indicado se ha logrado en un breve periodo, en algunos casos con la ayuda del gobierno cubano y en otros con aportes del sector privado, lo que demuestra que el bienestar no tiene dogmas.

Machala, un ejemplo a seguir
Para los gobernantes, dejar dogmas políticos y desarrollar con practicidad programas que solucionen problemas reales de la gente, no debiera ser nada extraordinario.
2009-01-21T16:07:33-05:00
El Universo

Te recomendamos