Investigan delitos de odio contra hispanos en Long Island

AP
GARDEN CITY, Nueva York, EE.UU..- El Departamento de Justicia federal está indagando las acusaciones de delitos por odio en el este de Long Island y estudia una solicitud para investigar la forma en que la policía responde a las denuncias de ataques a hispanos.

El anuncio que hizo el lunes el vocero del Departamento de Justicia llegó luego del asesinato a puñaladas el 8 de noviembre del 2008 de un inmigrante ecuatoriano en Patchogue.

Los fiscales dijeron que Marcelo Lucero, de 37 años, fue atacado por una pandilla de adolescentes debido a su origen racial.

Uno de los jóvenes fue acusado de homicidio por odio, y otros seis enfrentan cargos por agresión, entre otros. Todos se declararon inocentes.

Desde la muerte de Lucero, varios hispanos han manifestado que temen reportar delitos a la policía debido a que suelen ser cuestionados sobre su estatus migratorio, y también indicaron que cuando sí reportaron los ataques no se hizo nada al respecto.

La policía del condado de Suffolk señaló después del anuncio del Departamento de Justicia en Washington, D. C., que sus estadísticas de delitos por odio eran  esencialmente las mismas a las de los condados vecinos y a las de la ciudad de Nueva York.

Recibimos con beneplácito el hecho de que el Departamento de Justicia esté revisando estos incidentes, muchos de los cuales no habían sido reportados sino hasta recientemente, dijo Tim Motz, vocero de la policía. Cualquier evidencia adicional que pueda ser recolectada para condenar a presuntos delincuentes sería bienvenida.

La policía ha dicho que está revisando reportes de delitos para determinar si se han cometido errores al categorizar delitos por odio.

Luego del asesinato de Lucero, el comisionado del Departamento de Policía del Condado de Suffolk, Richard Dormer, nombró al funcionario hispano de más alto rango del departamento para que encabece la comandancia responsable de patrullar el área de Patchogue, ubicada aproximadamente 80 kilómetros (50 millas) al este del centro de Manhattan.

Dormer ha señalado frecuentemente que la policía no pregunta a víctimas de delitos sobre su estatus de inmigración.

Scot Montray, portavoz del Departamento de Justicia, dijo que se ha iniciado una investigación de delitos por prejuicios contra hispanos, y que la Sección de Litigio Especial de la dependencia gubernamental está revisando si se comienza una indagación sobre los patrones y prácticas del departamento de policía en el manejo de quejas.