¿Alberto Acosta o Jaime Nebot?

Jueves, 8 de Enero, 2009 - 00h00
8 Ene 2009

Sin duda alguna los dos representan líneas ideológicas absolutamente contrapuestas pero, fundamentalmente, definidas.

Es incuestionable también que con ambos se puede dialogar y consensuar, gracias a la madurez política que han alcanzado. Y creo que ambos tienen la obligación y enorme responsabilidad de lograr un acuerdo para enfrentar las próximas elecciones sobre la base de consensos fundamentales que le proporcionen al Ecuador una posibilidad real para construir un mejor país.

Como se sabe, ningún gobierno en la historia del Ecuador manejó, como ahora, tanto dinero en tan poco tiempo. Sin embargo, ¿sirvieron estos millonarios recursos para generar nuevas industrias y fábricas?; ¿sirvieron para generar miles de puestos de trabajo permanentes para tener un sustento digno?; ¿sirvieron para mejorar las carreteras?; ¿sirvieron para tener atención médica de calidad en los hospitales públicos?; ¿sirvieron para desarrollar una industria nacional competitiva capaz de exportar su producción y traer divisas al país?; ¿sirvieron para transformar la administración de justicia y brindar seguridad jurídica, imprescindible para la inversión y la generación de empleo?; ¿sirvieron para erradicar de la educación pública a las mafias políticas?; ¿sirvieron para modernizar el aparato estatal y brindar atención eficiente y ágil a los usuarios de servicios públicos?; ¿sirvieron para permitir el acceso a la política de nueva gente sin las viejas prácticas corruptas del pasado?;  en fin, ¿sirvieron para transformar el país?

Muchos dirán que no se puede cambiar el país en apenas dos años. Por supuesto, tienen razón. Sin embargo, dos años son mucho, demasiado tiempo para no haber transformado diversos aspectos trascendentes y para no haber sentado las bases para las grandes transformaciones que se requieren. Lamentablemente, me parece que hemos perdido el tiempo en enfrentamientos estériles, en largos recorridos nacionales infructuosos, en maquillajes baratos y en “dictados de clases” a algunos empresarios cobardes y acomodaticios que siguen velando únicamente por sus intereses particulares. ¡Qué pena ver a algunos empresarios que han sido insultados y vejados, llenos de sonrisas y aplausos hacia quien en privado vejan con los peores epítetos! Pobrecitos.

En este escenario es fundamental buscar una alternativa. Yo creo que existen dos únicas posibilidades. O Alberto Acosta o Jaime Nebot.  Las cosas no pueden seguir como están. Sería un error no asumir su responsabilidad en las urnas. Creo urgente un diálogo abierto para hacer un único frente ante la incertidumbre. El país requiere una alternativa sólida, seria, honesta. Ella puede provenir de un diálogo franco entre los dos líderes indicados. Pero para ello hace falta una enorme dosis de patriotismo, de practicidad, de tolerancia democrática y de vocación de servicio. Creo que ellos  pueden lograrlo. No obstante, es fundamental salir de una vez por todas de aquellos compromisos personales que únicamente lograrán que las cosas empeoren. El país ya les dijo que no a los círculos oscuros cercanos al poder. Es fundamental la renovación. No hacerlo es padecer una ceguera imperdonable y entregar nuevamente el Congreso a quienes hoy han demostrado cuánto daño se puede hacer al país con sus prácticas. Basta apreciar la podredumbre que ha significado el proceso de elección del Consejo de Participación Ciudadana. Ni en los peores días de la partidocracia se actuaba con el desparpajo y cinismo con el que se actúa hoy.

Lo más grave,  sin embargo, es no hacer nada, refugiarse en pequeñas trincheras, públicas o privadas, y con ello dejar el camino libre a quienes están, cegados por el cáncer del dogmatismo político, destruyendo el país y burlándose de las ilusiones del pueblo.

¿Alberto Acosta o Jaime Nebot?
Sin duda alguna los dos representan líneas ideológicas absolutamente contrapuestas pero, fundamentalmente, definidas.
2009-01-07T15:48:49-05:00
El Universo

CARICATURA

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo  

Más columnistas