Dispositivo contra conductores borrachos en EE.UU.

AP
CHICAGO.- Las personas condenadas por manejar en estado de ebriedad deberán instalar alcoholímetros conectados a los sistemas de encendido de sus autos, de acuerdo con una ley que rige en seis estados norteamericanos desde el día de Año Nuevo.

El dispositivo impide encender el motor del auto antes de que el conductor sople en el detector de alcohol para demostrar su sobriedad.

Alaska, Colorado, Illinois, Nebraska y el estado de Washington obligan a instalarlo a todos los que sufren su primera condena por manejar borrachos. Carolina del Sur lo requiere para los reincidentes.

El artefacto, del tamaño de un puño, en Illinois cuesta 80 dólares por la instalación, más 80 dólares mensuales de renta y 30 dólares mensuales de impuesto estatal. El conductor debe someterse al análisis periódicamente mientras el auto está en marcha.

"Es increíblemente molesto", dijo David Malham, dirigente local de la organización Madres Contra Conductores Ebrios (MADD por sus siglas en inglés), que promueve el artefacto en todo el país. "Pero la alternativa a esa molestia es la muerte".

Nuevo México, Arizona y Luisiana tienen leyes similares. En otros estados, un juez puede darle al reo la opción de instalar el artefacto, pero pocos lo hacen a menos que sea obligatorio, dice MADD.

En Illinois, el artefacto es obligatorio durante cinco a 11 meses, pero el conductor puede optar por no instalarlo y que le suspendan la licencia durante ese período.