Miércoles 01 de octubre del 2008 Economía

Correa mantiene en espera a Odebrecht

AFP-AP | MANAOS, Brasil

http://src.eluniverso.com/2008/10/01/0001/9/files/10-01-08-a05-012500.jpg

MANAOS, Brasil. Los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva (i) y Rafael Correa conversaron.

Empresa entregó al Gobierno una carta en la que acepta condiciones de compensaciones.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo ayer que en los próximos días resolverá si puede regresar a su país la constructora brasileña Odebrecht, expulsada hace una semana por no pagar compensaciones por fallas técnicas en la central hidroeléctrica San Francisco.

Correa, luego de entrevistarse con su colega brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en la ciudad amazónica de Manaos, informó que Odebrecht aceptó las exigencias del Gobierno ecuatoriano para que siga operando en la nación andina.

“La decisión se mantiene. Odebrecht está fuera del país”, declaró Correa  a la prensa, al destacar  que Lula trató el tema en Manaos con respeto. “No tengo dudas de que Ecuador es un gran socio de Brasil; Rafael (Correa) es un gran amigo de Brasil, y Brasil es amigo de Ecuador, y si hubo un problema con una empresa, será solucionado y continuaremos siendo socios como siempre fuimos”, expresó Lula.

Pero el presidente venezolano Hugo Chávez elogió a Odebrecht, a la que calificó como “un ejemplo  de transparencia y confianza absoluta por su actuación en Venezuela”. 

El presidente Rafael Correa afirmó ayer que la expulsión de la empresa brasileña Odebrecht se mantiene, y decidirá su futuro en los próximos días.

“En principio, no vamos a revisar nada (...). En principio, la decisión sigue en pie: Odebrecht está fuera del país”, aseguró Correa en una rueda de prensa en esta ciudad amazónica, donde se reunió con sus pares de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de Bolivia, Evo Morales; y de Venezuela, Hugo Chávez.

Correa dijo que la constructora entregó una carta al Gobierno ecuatoriano aceptando todas sus condiciones de compensaciones por fallas en la construcción de la central hidroeléctrica San Francisco, lo que motivó su expulsión el 23 de septiembre, a través de un decreto ejecutivo.

Pero ese documento, aseguró, no garantiza que el régimen vaya a revertir su decisión de echar a la empresa del país. “En los próximos días sabrán cuál va a ser nuestra posición definitiva”, dijo y agregó que el Gobierno no negocia sus derechos, aunque analizará el caso tras la respuesta de Odebrecht.

Comentó que recibió el documento  el jueves pasado, pero que no ha podido estudiarlo por el referéndum del domingo.

Correa precisó que las condiciones para que la empresa siga operando  incluyen las reparaciones para que San Francisco funcione plenamente y la devolución de un premio millonario por la conclusión adelantada del proyecto.

Poco antes de reunirse con el Mandatario ecuatoriano, Lula dijo no tener duda “de que Ecuador es un gran socio de Brasil (...) si hay un problema con una empresa, será solucionado, e igual continuaremos socios como siempre lo fuimos”.

Por su parte, Chávez  elogió a la empresa brasileña, a la que calificó como un ejemplo  de transparencia por su actuación en Venezuela, donde ejecutó numerosos proyectos.

Correa decidió el embargo de los bienes de Odebrecht y la prohibición de salida de sus representantes  por un diferendo en el pago de compensaciones exigidas por el Gobierno, luego de que la central dejó de operar por daños en las turbinas.

MÁS DATOS: Caso

Relación
El ministro de Minas y Petróleo, Galo Chiriboga, aseguró que la relación entre Quito y Brasilia por el caso de la empresa brasileña Odebrecht “no se deteriora de modo alguno”. Chiriboga dijo que aún se renegocia un contrato con Petrobras, que explota unos 32.000 barriles diarios de crudo.

Economía

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.