Sábado 26 de julio del 2008 Economía

El permiso ambiental en Pacoche no existe

En tono enérgico y firme, Lucy Ruiz, subsecretaria de Protección Ambiental del Ministerio de Minas y Petróleos, asegura que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), en el bosque húmedo de Pacoche, donde se construirá la nueva refinería, no está hecho porque “no está definida la zona” exacta en donde se levantará la planta.

El momento en que ubiquen el sitio, dijo Ruiz, empezarán con los cuidados y las mejoras necesarias para poder emitir la licencia ambiental para la construcción de la planta; permiso que saldría en el 2010.

Antes, la Corporación Andina de Fomento (CAF) realizará una evaluación ambiental de algunos cantones, lo que descontaminará los ríos e identificará los problemas sociales, insistió Ruiz, al tiempo de enfatizar en que al bosque no lo toparán.

El estudio ya fue contratado y los resultados estarán en enero del 2009. La aplicación de este plan demandará de $ 100 millones, que serán donados por la CAF: $ 40 millones se destinará al alcantarillado y otros $ 50 millones más al agua potable.

Con ese argumento, Ruiz intenta aplacar los ánimos y los reclamos hechos por los ambientalistas y por la asambleísta Martha Roldós, respecto a que Pacoche resultará afectado con la instalación de la refinería y del complejo petroquímico.

Sergio Andrade, miembro de la comisión ecuatoriano-venezolana, que impulsa la obra, también descartó esa hipótesis. Pacoche, dijo, está ubicado sobre una falla geológica que impide que la planta se asiente en ese lugar, aún cuando las autoridades quieran hacerlo.

Al bosque no se lo topará porque habrá un cordón de amortiguamiento de 5.000 hectáreas, alrededor de la planta, que se levantará en 500 hectáreas.

Pacoche es un bosque de 4.500 hectáreas, ubicado a 26 kilómetros al sur de Manta en medio de una formación de cordilleras, que según la Subsecretaría Ambiental, corresponde al bosque Manta-Montecristi, de 45.035 hectáreas.
Economía

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.