Miércoles 14 de mayo del 2008 El País

La isla Limones, pobre y olvidada por pugna política

ELOY ALFARO, Esmeraldas | Manuel Toro

http://src.eluniverso.com/2008/05/14/0001/12/files/05-14-08-a11-012500.jpg

LIMONES, Esmeraldas. El deterioro en los postes de alumbrado y las calles del malecón son evidentes en esta localidad.

A pesar de ser una cabecera cantonal, los servicios básicos son deficientes y no hay autoridades.

En el año 1990, Limones, cabecera cantonal de Eloy Alfaro, y que consta en los mapas con el nombre de Valdez, era una isla paradisiaca. Enclavada en medio de una jungla de manglares, rodeada por brazos de mar del océano Pacífico, la isla era un atractivo para el turismo nacional e internacional.

En sus calles adoquinadas solo circulaban bicicletas y sus habitantes se concentraban en el malecón a esperar la llegada de las embarcaciones pesqueras. Barcos de gran calado anclaban en el lugar, por tratarse de aguas profundas.

Pero la realidad actual es otra. En tan solo 18 años, Limones pasó a convertirse en uno de los poblados más abandonados y atrasados de Esmeraldas.

Sus calles adoquinadas ahora lucen llenas de monte, el servicio de agua potable es pésimo, hay constantes apagones y el clima es tenso entre sus pobladores, ya que desde hace 7 meses esta isla de 6.000 habitantes dejó de ser la sede del Municipio de Eloy Alfaro, cuando se produjo un altercado con el alcalde Richard Mina Vernaza (ID) y un grupo de personas que pretendía destituirlo.

A Vernaza lo acusan de incumplir sus ofrecimientos de campaña, y los trabajadores municipales se tomaron las instalaciones del Cabildo, lo que ocasionó enfrentamientos. Luego, una mayoría de concejales intentó destituirlo del cargo, pero no lo consiguieron.

Ello degeneró en actos de violencia en la isla, se intentó linchar al Alcalde e intentaron quemar el Palacio Municipal, por lo que Richard Mina decidió mudar la sede del Cabildo a Borbón, a 45 minutos de distancia por vía acuática.

Desde su salida de Limones, el Alcalde solo ha ido en una ocasión a la isla y lo hizo con resguardo policial para inaugurar la sede del Banco Nacional de Fomento, que reabrió sus puertas después de casi 20 años de estar cerrado.

“No hay garantías para regresar a Limones; en esa isla me quisieron matar”, dijo el Alcalde, quien explicó que se han retrasado las obras planificadas por un embargo de las cuentas del Concejo por parte de la Inspectoría del Trabajo, ante un reclamo laboral.

Los habitantes se mostraron indignados ante el abandono en que se encuentran. Rosa Mina vive en la calle 16 de Octubre y dice que nunca antes había vivido así. “Mire el monte, señor, tiene más de dos metros de altura y esta es la calle central; el Alcalde no quiere ni siquiera mandarlo a cortar, porque nos tiene rabia por exigirle que cumpla con todo lo que ofreció en campaña”, dijo.

El muelle de Limones es el lugar más divertido de la isla. En ese sitio se concentran sus habitantes a jugar naipes, a bailar, beber y conversar. Pero del muelle solo quedan ruinas, debido a que los aguajes han destruido el muro de contención y todas las bancas y luminarias han desaparecido.

El sistema de recolección de basura es otro de los problemas de esta isla. Cientos de fundas con todo tipo de desperdicios permanecen junto al muelle y tres veces a la semana la basura es llevada en embarcaciones hasta Borbón, donde se la quema. Pero en ocasiones la basura se pudre en el muelle y la proliferación de roedores se ha vuelto un dolor de cabeza.

Mientras tanto, la economía de los habitantes de isla es calificada como paupérrima. “En Limones solo hay tres fuentes de trabajo: ser profesor, trabajador del Municipio y pescador”, dijo Carlos Ayoví, habitante del sector.

APUNTES: Isleños

Precios
Por tratarse de una isla en Limones, todos los productos son caros, mientras que los pescados y el marisco son los más baratos del país, especialmente los camarones y langostinos.

Productos
En contraste, las frutas, legumbres, hortalizas, aceite, arroz, azúcar, leche, entre otros, llega a costar el doble de lo que se comercializa en otras partes del país, debido a que se los lleva a la isla luego de realizar trasbordos en lanchas.

Combustible
Los habitantes se quejaron también por la falta de combustible artesanal para la pesca, debido a la poca cantidad que llega y el contrabando hacia Colombia.
El País

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.