Martes 13 de mayo del 2008 Internacionales

Horror en China tras terremoto

REUTERS-EFE-AFP | BEIJING

http://src.eluniverso.com/2008/05/13/0001/14/files/china13-05-082500.jpg

DUJIANGYAN, China. Sichuan, una provincia en China, sufrió ayer el peor terremoto que se ha presentado en este país durante los últimos 30 años, en el cual fallecieron, se informó, 10.000 personas.

Cientos de personas quedaron atrapadas bajo ruinas tras un sismo, el peor en 30 años en suelo chino.

El sismo más devastador que ha golpeado China en tres décadas dejó, hasta ayer, casi 10.000 muertos en el país y la cifra podría aumentar, mientras las autoridades intentaban llegar a grandes áreas afectadas que quedaron incomunicadas.

El terremoto sacudió la provincia de Sichuan y causó la muerte de casi 10.000 personas, reportó ayer la agencia estatal de noticias Xinhua.

El epicentro del sismo de magnitud 7,8 se situó en una región montañosa, a unos 100 kilómetros de la capital de Sichuan, en Chengdu, una importante ciudad de 10 millones de habitantes.

“La carretera comenzó a moverse mientras manejaba. Caían piedras de las montañas y el polvo cubrió el cielo sobre el valle”, dijo un conductor del centro sismológico de Sichuan que manejaba su auto cerca del epicentro, según citó  Xinhua.

El sismo ocurrió en medio de un día lectivo, derrumbando ocho escuelas de la región. Plantas químicas y al menos un hospital colapsaron, dejando atrapadas a cientos de personas, dijo la prensa.

El sismo ocurrió a las 14:30 (01:30 de Ecuador) y provocó el derrumbe de edificios que albergaban a un gran número de personas, como el instituto de Sichuan en el que murieron 50 estudiantes y en el que 850 seguían atrapados. O como las dos fábricas de productos químicos, cuyo desplome dejó a cientos de empleados sepultados y obligó a la evacuación de unas 6.000 personas, según la misma fuente.

Antes de conocer la amplitud de las pérdidas, el primer ministro chino Wen Jibao describió el sismo como un desastre, y pidió “calma y valor” a la población. Las autoridades temen que el número de muertos aumente, ya que testigos aseguran que han sido destruidos muchos edificios.

Según un funcionario de la oficina sismológica, “filas enteras de casas” han sido destruidas en la ciudad de Dujiangyan, con unos 600.000 habitantes y  que están cerca del epicentro.

El presidente chino, Hu Jintao, ordenó “los mayores esfuerzos para rescatar a las víctimas del temblor”.

Luego del terremoto, en Beijing se produjo un temblor de 3,9 grados y no hubo víctimas ni daños. Además las instalaciones de los Juegos Olímpicos no han sido afectadas.

El aeropuerto internacional de esta ciudad de más de 10 millones de habitantes fue reabierto al final de la jornada.

Muchos habitantes de Chengdu pasaron la noche fuera de sus casas por miedo a las réplicas. “La mayor parte de la población está afuera, en los parques, en el estadio, en la plaza y duermen fuera”, dijo Bertrand Hartemann, un francés que trabaja en esa ciudad.

Los temblores se dejaron sentir a miles de kilómetros, en Shanghai, Beijing, Bangkok, Hong Kong y Taipei, en la isla de Taiwán. Hanoi y Taipei.

En las tres horas posteriores al terremoto, los centros sismológicos nacionales detectaron más de 300 réplicas, algunas de hasta seis grados.

“Estaba en un restaurante y parecía que las lámparas iban a caerse”, relató Mercedes Rubio, española residente en China.

Detalles
ESCENARIOS

Frecuentes terremotos
China es un país afectado con frecuencia por los terremotos. Uno de los más mortíferos ocurrió en julio del 1976 en Tangshan (nordeste) y causó 242.000 muertos.

Condolencias
Gobiernos como los de EE.UU. y Japón presentaron condolencias a China y ofrecieron ayuda.

Peor de lo estimado al inicio
“La situación es peor de lo estimado previamente y necesitamos más gente para que ayude”, dijo el primer ministro chino, Wen Jiabao.

El área afectada
Más de 1,3 millones de km² abarca la zona afectada y en ella viven 180 millones de personas, más de la décima parte de la población china.

Internacionales

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.