Sábado 19 de mayo del 2007 Cine

La vida de Ulises de la Cruz fuera de la cancha y los sueños de los niños del Chota

No se ven partidos de fútbol, ni narraciones de los comentaristas de este deporte, ni  entrenamientos. Estos  quedan para los espacios deportivos de la televisión. Para los periodistas que cubren este segmento.

El documental   ¡Mete gol gana!   del cineasta ecuatoriano Felipe Terán, que se estrenó el pasado   miércoles en Guayaquil  en el Festival Encuentros del Otro Cine, va por otro lado,  aunque el  título tal vez haga pensar que la acción se desarrollará en la cancha.

Muestra a  uno de los protagonistas del fútbol: Ulises de la Cruz, no al deportista sino al ser humano,   y a  los niños del Valle del Chota que practican   balompié  en unas canchas polvorientas, en medio de  carencias, y  que aspiran a  ser   figuras del fútbol, como De la Cruz y otros  que salieron  de ese territorio.

Terán toca dos realidades   de forma paralela:    la  de De la Cruz, quien  milita en el fútbol británico,   habla inglés  y cuya carrera  le ha permitido a la par que mejorar su calidad de vida, plantearse otras  metas: como su crecimiento intelectual  y       aportar con obra social a la comunidad   de la cual es originario.   Y la de los  niños del Chota, que  son vendedores informales o    ayudan a sus padres  en las tareas agrícolas y además sacan tiempo para el fútbol. El espectador no puede dejar de pensar en la infancia de De la Cruz, que quizá  no fue tan distinta  a la de estos pequeños.

El seleccionado expresa  que el fútbol es  muy  importante, pero que no puede ni debe  ser la única actividad por la cual se reconozca a los negros.

La cámara lo siguió   hasta Inglaterra, su nuevo país y  lo presenta casa adentro, como padre de familia, como esposo   o haciendo algunos trámites burocráticos en Quito para su fundación. Es un documental que mezcla la realidad del día a día, con algún pasaje de alegría, de humor.

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.