Miércoles 22 de febrero del 2006 El Gran Guayaquil

Rector del Juan Montalvo radicaliza huelga

Pese a que está consciente de que la medida que adoptará agravará su salud, el rector del colegio fiscal Juan Montalvo, Manuel Tenecela, anunció que desde hoy dejará de beber agua.

Tenecela, quien fue operado de un riñón (hace aproximadamente un mes), lleva 22 días en huelga de hambre en reclamo de un local propio para el colegio. Lo acompaña Luis Quimí, padre de familia, y desde el pasado lunes la maestra  Margarita Gilces.

La mañana de ayer un grupo de padres de familia, alumnos y profesores de este centro de estudios marchó hasta las bodegas de propiedad del Banco Central del Ecuador, ubicadas en el km 1 1/2 de la avenida Carlos Julio Arosemena.

Este predio es una de las propuestas planteadas por los huelguistas al Ministerio de Educación para que sea trasladado el colegio Juan Montalvo, que funciona en un local alquilado en las calles Luque y Carchi.

“Nuestra marcha fue pacífica y seguiremos hasta que el gobierno escuche nuestro pedido”, expresó Pilar Goya, quien participó junto con Martha Alvarado.

Las dos madres de familia se encontraban ayer al pie de la estrecha cama de Tenecela, quien permanece en pijamas y con los ojos entreabiertos.

El rector del colegio señaló que el pasado viernes se envió una carta al gobernador del Guayas, Guido Chiriboga, y otra, por Servientrega, al presidente Alfredo Palacio comunicándole su decisión de no ingerir más agua.

“Ellos están al tanto, parece que ellos lo que quieren es un muerto..., mas si eso sirve para que se atienda la educación, bienvenida la muerte”, recalcó Tenecela.

En tanto, Quimí permanecía con  un suero para recuperarse de la recaída que sufrió el lunes pasado. “Sentí que el hígado se me contraía y me dio mareo”, dijo.

El ministro de Educación, Raúl Vallejo, ha anunciado por reiteradas ocasiones  que no hay dinero para adquirir un local para el Juan Montalvo. Los huelguistas se mantendrán con la medida.

El Gran Guayaquil

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.