Viernes 09 de diciembre del 2005 El País

Venta y devolución de carros en Machala

MACHALA | Cecilia Robalino, redactora

http://src.eluniverso.com/2005/12/09/0001/12/files/102489-2602-f2500.jpg

MACHALA.- Entre las personas interesadas en comprar carros usados, durante los últimos días, están policías y civiles. También hay quienes después del saqueo a la notaría compraron de contado autos de lujos.

La crisis económica generada por la pérdida del dinero de la mayoría de los clientes de José Cabrera, cambiará la demanda en el sector automotor.

Doce vehículos con un costo de 10.000 a 25.000 dólares se vendieron al contado los días posteriores al saqueo a la Notaría Segunda del cantón ocurrido el 11 y 12 de noviembre pasado.

También fueron muy críticas para las ventas en el sector automotor local las dos semanas que siguieron al saqueo, porque hubo poca clientela, indicó Galo Farfán, gerente General de E. Maulme C.A. de Machala,  que comercializa vehículos marca Chevrolet.

Aseguró que después de la muerte de Cabrera se atiende mensualmente en Maulme a alrededor de 350 personas, pero antes llegaban 500. Además, después del saqueo tres personas suspendieron la adquisición de los vehículos, a pesar de que se había pactado la compra.

Aseveró que entre los clientes de esa automotriz que compraron al contado a comienzos de año están los hermanos Carolina y José Cabrera Gallardo. Ella adquirió una Trail Blazer de $ 33.000, y su hermano un camión de $ 27.000 y un jeep Jimny de $ 15.000. En esos precios solo estaba incluido el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Farfán dijo que durante  el boom de los clientes de Cabrera creció la venta de carros de lujo en la provincia y bajó la de camionetas y camiones usados para el sector agrícola y ganadero.
 
Del 2003 que se vendía en la provincia el 1,8%, con relación a la comercialización nacional de E. Maulme, pasó hasta octubre pasado al 2,6% (en el país esa compañía vendió 64.894 unidades).

Farfán consideró que  en el primer trimestre del 2006 se sentirá la crisis por la que atraviesan las personas que perdieron el dinero que le entregaron a los Cabrera, y que debido a que ya no vivirán de los intereses que el ex notario les pagaba, tendrán que regresar a sus haciendas para producir.

Y si eso ocurre, la demanda por los carros de lujo bajará y crecerá la de camionetas y camiones. Afirmó que  el sector automotor tendrá que ofrecer vehículos más baratos para trabajo.

Administradores de Autoimportadora Valda, en Machala, y que compran y venden carros usados, señalaron que  después del saqueo se han acercado a su almacén  personas interesadas en vender sus carros o adquirir uno, pero que generalmente el negocio ha bajado y temen que empeore, especialmente la venta, pues habrá muchos que quieran vender y pocos con dinero para comprar.

Uno de los empleados que prefirió reservar su nombre, dijo que hay personas de Machala y de otros sitios de la provincia que están ofreciendo sus vehículos por el valor que les falta por pagar a las financieras, pues prefieren perder lo que han abonado a tener que pagar toda la deuda, es decir que quien lo reciba tendrá que comprometerse a pagar las letras que faltan.

Según Farfán, quienes compraron carros este año o los que aún deben sus vehículos  y se quedaron sin dinero, tendrán que arreglar con los bancos o las financieras.

El País

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.