Jueves 11 de agosto del 2005 Deportes

Wagner Rivera cuenta las horas

http://src.eluniverso.com/2005/08/11/0001/15/files/91898-2422-f0250.jpg

Wagner Rivera aún espera debutar con Barcelona.

El lateral derecho se recuperó de su lesión y se prepara para debutar.

Wagner Rivera no deja de soñar. Después de casi cuatro años fuera de las canchas, su anhelo está a punto de convertirse en realidad. Ya fue habilitado por la Federación Ecuatoriana de Fútbol para defender a Barcelona en el torneo Clausura y su reaparición con la camiseta amarilla solo depende de la decisión del técnico Juan José Peláez.

Los días difíciles pasaron ya. Atrás quedó la frustración por no poder volver a ser la Bala que deslumbró a todos con las camisetas de Espoli, Barcelona, Flamengo y de la Selección Nacional. “Tenía 23 años cuando me lesioné. Sufrí la rotura del menisco y una suerte de artrosis por la que aún sigo tomando pastillas y haciendo pesas. No obstante, seguí jugando, pero ya no lo pude hacer igual que antes, ya que prácticamente solo me servía una pierna”.

Fue aquella la razón que arrastró a Wagner Rivera al retiro del fútbol profesional y lo que propició el inicio de los días difíciles de su vida. “Me dolía el alma, pero opté por el retiro porque no podía continuar jugando en esas condiciones”.

Sin embargo, el año pasado se produjo el milagro esperado. “Recibí la llamada del capitán Xavier Paulson –actual presidente de la Comisión de Fútbol de Barcelona– para decirme que él me ayudaba a operarme de la rodilla y que cuando ya esté bien venga a probarme. Así lo hice, me operé con el doctor Oswaldo Miranda en Machala –su ciudad natal–, luego de eso estuve un corto tiempo entrenando en el Audaz Octubrino y ahora estoy aquí”.

El lateral derecho torero asegura que siempre hizo bien las cosas en la vida y que por eso ahora está recibiendo una segunda oportunidad, la cual promete que no desaprovechará. “Físicamente estoy bien; técnicamente también porque la técnica es algo que uno jamás pierde. Futbolísticamente sí me falta todavía, pero eso es normal ya que tengo muchos años que no juego un partido de primera categoría”, confiesa.

Aún usa el cabello largo, el que aprisiona con un cintillo. También se mantiene delgado, como cuando ‘volaba’ por la banda derecha de los equipos por los que jugaba. Pero las arrugas en su rostro delatan que el tiempo pasó y que en ese lapso también sufrió.

A sus 32 años Wagner Rivera Cortázar recibe una nueva oportunidad del fútbol y de la vida. Aún no ha sido tomado en cuenta por el técnico Juan José Peláez, pero él no baja los brazos y sigue luchando porque quiere volver a ‘volar’ con la camiseta amarilla.

DATOS PERSONALES

NOMBRE:
Wagner Apolinario Rivera Cortázar.

EDAD:
32 años.

NACIÓ:
En Puerto Bolívar, provincia de El Oro, el 18 de septiembre de 1972.

SU SEMILLERO:
Se inició en los equipos juveniles del Audaz Octubrino.

TRAYECTORIA:
Debutó profesionalmente en la Espoli, club con el que se proclamó vicecampeón nacional en 1995 y jugó la Copa Libertadores de América 1996. Luego pasó a Barcelona, con el que obtuvo el campeonato nacional de 1997 y el subcampeonato de la Copa Libertadores al año siguiente. También integró la Selección Nacional absoluta en las Eliminatorias Sudamericanas.
Deportes

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.