Martes 28 de septiembre del 2004 Música

Eric Clapton, a quien sus fans llaman ‘dios de la guitarra’

Redactor | Rafael Veintimilla Aaragundi

http://src.eluniverso.com/2004/09/28/0001/259/files/65221-1976-f2500.jpg

Antes de ser solista, Eric Clapton integró Los Yardbirds y Cream en los 60s.

 ‘Me and Mr. Johnson’ es el trabajo más reciente del guitarrista británico, de 59 años,  en el que rinde un tributo al ‘’bluesman’ Robert Johnson, quien sobresalió en la década del treinta. Este disco, que tiene 14 versiones, de las 29 canciones que grabó  Johnson, se vende desde el 23 de marzo pasado.

Antes de 1992, Eric Clapton ya gozaba de fama internacional por su estilo de interpretar blues y rock con su guitarra. La había adquirido, desde la década del sesenta, en su natal Inglaterra. Era un respeto que, el guitarrista, cantante y compositor (nacido el 30 de marzo de 1945, en la localidad británica de Ripley) había logrado durante su trayectoria, a través de los amantes de este género musical.

Aquel 1992 su fama se expandió aún más, llegó a una nueva generación, a la que hoy pasa de los 20 años. Irónicamente fue una desgracia la que comercializó más su música ese año, una desgracia que ocurrió un año antes y que se transformó en la canción Tears in heaven, la cual consta en su disco Unplugged, grabado para la cadena musical MTV.

Tears in heaven reflejó la depresión que Clapton sentía por la entonces reciente y trágica muerte de su hijo Connor (cayó desde un edificio en Nueva York), quien tenía 4 años.  A él le dedicó ese tema, concebido en formato acústico, con una letra y melodía muy nostálgica, triste.

No obstante,  esa canción ganó seis  Grammy en 1993 (en su carrera acumula otros diez galardones) y vendió más de 10 millones de copias en el mundo.

Clapton también obtuvo el premio al Mejor Video de los MTV Video Music Award por Tears in heaven. Se trata de un clip sencillo, en vivo, apenas sentado con una guitarra acústica entre sus piernas y vestido de traje oscuro.

Pero Eric Patrick Clapton (su nombre completo) no es solo esa canción. Su trayectoria es muy amplia, desde su participación en bandas como Yardbirds y Cream, con las que fue considerado para el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1992 y 1993, respectivamente. Como solista, Clapton completó la trilogía de pertenecer a ese salón en el 2000.

La historia musical del guitarrista, a quien sus seguidores plasmaron su admiración con el grafito “Clapton es dios” durante la década del sesenta en Londres, empezó a los 13 años cuando su abuela le compró una guitarra acústica (que en 1958 le costó 14 libras esterlinas).

A propósito de su abuela, ella figuró como la madre de Clapton en sus primeros años. El músico estuvo convencido hasta 1954 (en que cumplió 9) que su abuela era su madre y que su madre era su hermana, porque no había sido reconocido por su padre (llamado Jack Clapp).

Con guitarra en mano, Clapton inició su carrera (influenciado por Jimmy Reed, Muddy Waters, entre otros). A los 16 años llegó al Kingston College of Art, donde alternaba sus estudios de diseño de vidrio con la interpretación de blues con su primera guitarra, que a esa edad cambió por una eléctrica (que le costó 100 libras).

Aunque Yardbirds era la banda que impulsó su carrera, Los Roosters fue la primera que integró. Por Yardbirds también pasaron otras leyendas de la guitarra como Jimmy Page (quien luego formó parte de Led Zeppelin, considerada la pionera del hard rock) y Jeff Beck.

En 1966, tras sus experiencias con Los Yardbirds y John Mayll’s Bluesbreakers (donde se ganó el calificativo de “dios” (en un grafito pintado en las calles de Londres),  Clapton se unió a Jack Bruce y Ginger Baker para formar la banda Cream, con la que ganó notoriedad con su canción Sunshine for your love, entre otras.

Blind Faith y Delaney and Bonnie fueron otras de las agrupaciones que fugazmente integró el virtuoso guitarrista británico, entre 1968 y 1970.

En 1969, durante el declive de Los Beatles, su líder y compatriota John Lennon lo invitó a grabar el tema Cold Turkey. Un  año más tarde colaboró con George Harrison (otro de Los Beatles) para el disco All things must past y ese mismo año editó su primer álbum en solitario (de los 18 que registra). El último se titula Me and Mr. Johnson, grabado este año en el que, con catorce  canciones, rinde homenaje al  bluesman del treinta, Robert Johnson.

Al asociarse Harrison, Clapton conoció a Patty Boyd, la esposa del ex guitarrista de Los Beatles, en quien se inspira para grabar Layla and other assoted love songs. Luego Clapton se casó con Boyd.

En aquel 1970, el considerado “dios de la guitarra” se sumergió en la drogadicción tras la muerte de su padre y también de su amigo Jimi Hendrix.

Tres años después, Clapton se recuperó de la drogadicción, basado en una terapia de acupuntura, aunque en 1981 su problema era otro: el alcoholismo.
Problema que lo hizo desmayarse durante una presentación en Wisconsin, Estados Unidos, y en la que  durante su hospitalización le diagnosticaron úlceras.
Para aquella época Cocaine, otro de sus clásicos, grabado en 1978 para el disco Slowhand, estaba en apogeo.

La década del ochenta significó para Clapton la etapa de las bandas sonoras, entre ellas la película El color del dinero (en ella actúan Paul Newman y Tom Cruise) en 1986 con la canción It’s the way that you use it.

Mientras, en la década del noventa Clapton abrió un espacio para la ayuda social.  Tras el drama que vivió con sus adicciones entre los setenta y ochenta,  creó una clínica para rehabilitar a drogadictos y alcohólicos en Antigua Barbuda (Caribe), en junio de 1997. Fue también la década en que surgió Tears in heaven, pero Clapton es más que eso.

Música

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.