Domingo 11 de enero del 2004 | 13:59 Internacionales

Avioneta aterrizó en Honduras con 1.250 kilos de cocaína

EFE | TEGUCIGALPA

La avioneta que ayer, sábado, fue obligada a aterrizar en el Caribe de Honduras traía al menos 1.250 kilos de cocaína, informó hoy, domingo, el ministro de Seguridad, Oscar Álvarez.
 
El funcionario dijo a periodistas que, por experiencias anteriores, se sabe que en cada fardo los narcotraficantes envían entre 25 y 30 kilos.
 
En la bimotor que aterrizó ayer en el sector de Playa Roma, cercano a la caribeña ciudad de La Ceiba, se encontraron 50 fardos, que todavía no han sido abiertos por personal de la Fiscalía General del Estado, añadió Álvarez.
 
La aeronave fue obligada a aterrizar por dos aviones de la Fuerza Aérea Hondureña, que la interceptaron tras una operación iniciada a raíz de una alerta recibida por las autoridades hondureñas.
 
Según Álvarez, la avioneta, con matricula estadounidense, procedía de Colombia, aunque la pista se le comenzó a seguir desde Costa Rica.
 
Los dos pilotos de la bimotor lograron escapar, pero son buscados por unos 200 elementos de la Policía, soldados y agentes del Ministerio Público que participan en una operación de rastreo.
 
En la avioneta, que quedó sumergida parcialmente en el mar, se encontraron 12 recipientes de plástico con combustibles, y mapas y cartas de aeronavegación, según el informe preliminar de las autoridades hondureñas.
 
El año pasado las autoridades se incautaron más de 6.000 kilos de cocaína y unos 18 kilos de heroína.
 
Pese a ello, fuentes oficiales dijeron en diciembre a EFE que la lucha contra el narcotráfico en Honduras "es difícil porque algunos de sus enemigos están dentro de las mismas autoridades que lo combaten".
 
Los informantes subrayaron que dentro del Ministerio de Seguridad, la Fiscalía General del Estado y autoridades judiciales, "hay gente que se hace de la vista gorda porque a cambio recibe grandes beneficios económicos".
 
Horas antes del aterrizaje de la avioneta, dos policías fueron asesinados ayer en una operación de rescate del narcotraficante hondureño Adán Montes Bobadilla, en la ciudad de Tocoa, en el caribeño departamento de Colón.
 
Montes Bobadilla estaba preso en Tocoa desde el año pasado, por narcotráfico, pero un juez, identificado como Roy Umaña, decidió concederle arresto domiciliario "por razones de salud", lo que facilitó su fuga, con el saldo de los dos policías muertos.

Internacionales

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.