Miércoles 31 de diciembre del 2003 Cartas al Director

Aportaciones del IESS

En la Asamblea Constituyente de 1998 algunos líderes políticos se manifiestan disconformes con el estado del IESS, y mirando la cantidad de dinero del Instituto, sugieren la particularización de estas aportaciones en seguros o entidades como los municipios.

La nueva Constitución refrenda la norma establecida en 1928, según la cual la aportación de trabajadores al IESS es obligatoria. Desde entonces, múltiples exigencias se vienen presentando al Seguro para corregir sus males y reintegrar sus derechos a los afiliados.

El Gobierno nacional debe para ello asumir la responsabilidad que le corresponde en el pago de los haberes de seguro de sus empleados; y cumplir con el compromiso que tiene con las personas indigentes (campesinos), creando desde el presupuesto del Estado un fondo de seguridad que proteja a estas personas.

Con eso se reconocería la obligación que todos los Estados del mundo tienen con sus ciudadanos.

Asimismo, se liberaría a los afiliados del IESS de una obligación que no les corresponde, y con la cual se les ha recargado injustamente un falso sentido de solidaridad, que el afiliado debe tener con su familia y consigo mismo; lo cual no se cumple actualmente, habiéndoseles quitado a los afiliados del IESS los derechos creados para los cuales fue formada esta noble Institución:  vivienda, salud, jubilación, mortuoria y montepío.

Dr. Oswaldo Bonilla B.
Guayaquil
Cartas al Director

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.