Jueves 03 de julio del 2003 Deportes

Llegaron campeones especiales

QUITO | Jorge Imbaquingo Redactor

50 preseas trajo Ecuador de Dublín

http://src.eluniverso.com/2003/07/03/0001/15/files/llegaron-campeones72500.jpg

QUITO.– Cristina Palomino (i) y Elisa Argudo del equipo local que compitió en las Olimpiadas Especiales de Dublín, Irlanda, se mostraron felices a su llegada a Ecuador.

Inolvidable bienvenida  a ganadores de las Olimpiadas de Irlanda.

Un toque de bombo dio la alerta. La banda municipal empezó con la algarabía, al fondo de la salida internacional del aeropuerto Mariscal Sucre aparecían los deportistas de Olimpiadas Especiales que ganaron 50 medallas en Dublín, Irlanda.

Luis Guamaní tenía unas flores para su hijo, Fabián. Dejó a un lado sus sentimientos de vergüenza por regalar flores. Salió corriendo, y mientras pasaban todos los deportistas no encontraban al ganador de oro de ciclismo.

Ahí mismo, Rolando Castro pudo divisar a su mamá, Guadalupe Torres. La abrazó. Se miraron a los ojos y no pudieron evitarlo: derramaron muchas lágrimas de alegría y de orgullo, por lo duro que fue no tenerlo en estos dos meses de preparación y las dos últimas semanas fuera del país.

Días antes, algunas informaciones que salieron en los diarios sobre su hijo eran contradictorias. Pero en su pecho estaba el bronce. No le importa nada a doña Guadalupe, su hijo es un campeón.

Esta ha sido la mejor participación ecuatoriana en Olimpiadas. Cada uno de los deportistas ha conseguido una presea, y los que vuelven con las manos vacías igual son ganadores de la vida, porque no se dejaron vencer pese a sus discapacidades.

César Arias participó en la media maratón, y llegó cuarto. Tiene 42 años y quería despedirse con un triunfo. “No quise decepcionar”, dice porque no alcanzó presea. Pero los abrazos de los padres de los más jóvenes son un bálsamo para su herida.

“Fue muy difícil”, alcanza a decir. Se siente un poco mal, pero ahí mismo le recuerdan sus amigos atletas, maduros de cuerpo y niños de corazón, que gracias a él perdieron el miedo a los fantasmas.

Eso porque en Dublín, los chicos ecuatorianos se hospedaron en un castillo de casi 400 años de antigüedad. Guamaní dice que vio un duende y Jéssica García que oyó pasos en la penumbra de los pasillos, antes de ir a dormir.

Pero los mayores del grupo, como César y los entrenadores se encargaron de hacerles olvidar eso. Los hicieron sentir como en familia para que dieran lo máximo en las competencias. Y así lo hicieron.
Solo al final de la delegación apareció Fabián Guamaní. Iba mirando al suelo y con el oro colgado de su cuello. El viaje había sido largo. Disfrutó un poco la comida del avión, aunque no le supo tan rica. Pero jamás se esperó la sorpresa que le tenían. Ahí estaba su papá, Luis, y su madre Carmen Sangoquiza.

Se fundieron en un abrazo. Y atrás de ellos estaban sus abuelos, Segundo Guamaní y Celia Chiluisa. Ellos habían viajado desde la parroquia La Victoria, ubicada entre la carretera Pujilí-La Maná, en Cotopaxi.

El amor de padre le hace sentir a Luis Guamaní un poco mal por los días en que pensaba que su hijo no sobresaldría en la vida. Cuando tenía convulsiones y no se concentraba en el colegio.

En esa época Luis Guamaní no sabía qué hacer con su hijo. Hasta que le recomendaron que lo enviara  a la escuela para niños especiales. Desde ahí, Fabián es su mejor orgullo, el chico que es capaz de hacerle olvidar que los hombres no regalan flores y no pueden besar a sus hijos.

DEL CORAZÓN
“Lo que más me gustó fue tener una buena amistad con Juanito Deleg (entrenador de gimnasia), y que me haya enseñado muchas cosas del deporte. Lo conozco por casi dos años y es mi amigo”.
Juan Sánchez
Siete medallas en gimnasia

“Fue duro lograr la medalla. Competí ante deportistas de países más adelantados, pero yo me entregué. Nos trataron bien allá (en Irlanda), es la primera vez que me fui a Europa y me gustó. Extrañaba mucho a mis padres, pero nunca lloré”.
Rolando Castro
Bronce en 400 metros

“In Irlanda hacía frío. Allá estuvimos en un castillo que me dio miedo, decían que se oían pasos. Pero los profesores decían que era mentira y nos ayudaron a quitarnos el miedo a todos”.
Jéssica García
Plata en 400 metros posta.

“Siempre tuve a mis padres en mi mente. A veces me daba un poco de pena de estar tan lejos de mí país, pero me gusta mucho correr en mi bicicleta y quería ganar. Además, en Irlanda todos nos unimos mucho”.
Fabián Guamaní
Oro en ciclismo contrarreloj


“Siempre supimos que somos los mejores. Nunca pensamos que los demás nos iban a ganar y por eso tuvimos las tres medallas en este deporte. Demostramos que los ecuatorianos somos los mejores tenistas del mundo, así como nuestro ídolo Nicolás Lapentti”.
Esteban Duque
Oro en tenis

Deportes

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.