Lunes 24 de marzo del 2003 Deportes

Mariuxi Febres-Cordero, 30 años de un hito

Para EL UNIVERSO | Ricardo Vasconcellos Rosado

http://src.eluniverso.com/2003/03/24/0001/15/files/de0920324030250.jpg

Mariuxi Febres-Cordero regresó con muchas medallas.

Han pasado ya treinta años, pero como muchos otros acontecimientos deportivos que marcaron nuestra vida, permanece en el recuerdo.

El 16 de marzo de 1973 Mariuxi Febres-Cordero se convirtió en la primera nadadora en nuestra historia en conseguir una medalla de oro en un torneo sudamericano.

Fue en el IV Campeonato Sudamericano Infantil Juvenil de Natación realizado en la piscina del club Fluminense, en Río de Janeiro, Brasil.

Me tocó reportar ese torneo para EL UNIVERSO en una época en que no había fax, peor internet, y las crónicas debían escribirse en una máquina y luego buscar un vuelo para Guayaquil con la esperanza de que un pasajero de buena voluntad trajera el sobre y lo entregara al diario.

Era 1973 y entonces se cosechaba ya el gran trabajo realizado en la década del sesenta, representado en dos certámenes que produjeron estrellas a montones: los torneos del Pacífico Sur, creados por dirigentes ecuatorianos en 1962, y los torneos de Novatos de EL UNIVERSO, nacidos en 1964. Precisamente en el de 1969 apareció por primera vez en las piletas Mariuxi Febres-Cordero con la divisa del Club de Natación José Ferretti.

En el Campeonato Sudamericano de Mayores de 1972, en Arica, Chile, pese a contar con escasos 11 años, ya Mariuxi había revelado las condiciones que la llevarían a ser en poco más la mejor nadadora de América del Sur.

En 1973, con 12 años, se ganó el derecho a ser seleccionada al Sudamericano de Río de Janeiro. La Federación Ecuatoriana de Natación decidió llevar un equipo completo en las categorías infantil y juvenil, un emprendimiento muy costoso en época de escasa ayuda gubernamental, lo cual pudo lograrse a través de los contactos empresariales de Luis Chiriboga Parra, presidente de la Federación, y de León Febres-Cordero Ribadeneyra, padre de Mariuxi.

Para nuestra nadadora las posibilidades de ganar una medalla de oro eran muy duras, pues tenía de rivales a dos de las
mejores figuras de Sudamérica: la colombiana Ximena Saavedra y la brasileña Flavia Nadalutti.

Mariuxi era entonces una niña rubia, aparentemente frágil, que escondía una tenacidad y una bravura en la pileta que solo se las conocíamos quienes la habíamos visto dar sus primeras brazadas en las piletas, bajo la conducción técnica de Pepe Ferretti y de Bimba Vallaza, y el control diario de León Febres-Cordero, quien se había interiorizado tanto –lecturas mediante– en la natación, que llegó a ser uno de los hombres más entendidos del medio.

Su primera carrera en ese Sudamericano fue, precisamente, los 200 metros libre, la prueba en la que existían las mayores posibilidades de una medalla de oro. Hizo el mejor tiempo de la eliminatoria en la mañana y en la noche había confianza en que ratificaría su clase. La prueba de la noche fue de muchos nervios para todos: nadadores, padres de nadadores, entrenadores y quien esto escribe, único periodista ecuatoriano presente en el torneo. La única persona que derrochaba confianza y tenía sus nervios templados era Mariuxi.

Ya en la pileta supo hacer su carrera, sin apurarse, controlando a la colombiana Ximena Saavedra, que era su rival más fuerte, para aplastarla en los últimos 75 metros y ganar la medalla de oro entre la euforia de los ecuatorianos que sabíamos que estábamos asistiendo a uno de los grandes momentos de nuestro deporte.

Su tiempo fue de 2 minutos, 17 segundos y 99 centésimas.

La mejor nadadora
No fue todo. Ante rivales de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú, Paraguay y Venezuela, Mariuxi Febres-Cordero fue proclamada la mejor nadadora del Sudamericano al ganar medallas de plata en los 100 metros libre y de bronce en 100 metros mariposa y en 200 metros cuatro estilos.

Después vendrían los sudamericanos de 1974 en Medellín y aquel inolvidable de Punta del Este, en 1976, en el que ganó cinco medallas de oro para consagrarse como la más grande figura continental.

Hazañas como para escribir un libro que eternice toda la alegría que la entonces pequeña Mariuxi supo darle al país.
Deportes

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.