Sábado 15 de marzo del 2003 | 20:03 Internacionales

Boda "revolucionaria" de hija de Hugo Chávez en Caracas

AFP | CARACAS

La segunda hija del presidente venezolano Hugo Chávez contrajo nupcias la noche de este sábado en el presidencial Palacio de Miraflores, enclavado en el centro de Caracas.

La boda se efectuó bajo estricta reserva y el rumor infundado sobre la presencia del mandatario cubano Fidel Castro.

La llamada "boda revolucionaria" tuvo lugar en la capilla del Palacio de Miraflores, con unos 300 invitados.

Asistieron, además del presidente Chávez, altos funcionarios de su gobierno, personalidades políticas, familiares y amigos de la pareja, dijo a la AFP una fuente cercana al Palacio de Miraflores.

El matrimonio unió a Rosa Virginia Chávez con Pedro Manuel Prieto, sobrino del actual ministro de Defensa, José Luis Prieto, amigo del mandatario desde los inicios de su carrera militar, truncada cuando Chávez encabezó un fallido golpe de Estado en febrero de 1992.

Rosa Virginia Chávez es una universitaria que cursa estudios de relaciones internacionales en la caraqueña Universidad Central de Venezuela.

El novio es un pequeño empresario que flechó a Rosa Virginia hace tres años y cuya familia organizó el matrimonio civil de la pareja el pasado jueves en la residencia presidencial de La Casona (este caraqueño).

Rosa Virginia, segunda de los cuatro hijos que tuvo el mandatario en sus dos matrimonios, es la que mantiene una relación más cercana con el Presidente y en varias ocasiones ejerció labores de Primera Dama, desde que su segunda esposa, Marisabel de Chávez, comenzó a mediados de 2002 el proceso divorcio de Chávez.

El propio Chávez admitió en una entrevista al semanario colombiano El Espectador que Rosa Virginia es una de las personas con las que "suele desahogarse" cuando cunden sus problemas políticos y familiares.

El diario El Universal reveló hace una semana que el Presidente quedó "sorprendido" con el anuncio de la boda de su hija, porque "aspiraba a una petición de mano como las de antes, con cruce de aros y todo, pero no fue así. Ella sólo le notificó su decisión".

Fuentes citadas por el rotativo aseguran que los nuevos cónyuges optaron por notificar a sus amigos del evento por correo electrónico y a sus familiares con invitaciones sin muchos costos.

El traje de la novia fue confeccionado sin muchos lujos, mientras la torta de boda se elaboró para 1.000 comensales, pues también se contó al personal militar que resguarda al palacio presidencial, según la prensa sentimental.

En los alrededores de Palacio se redobló la presencia militar para resguardar el evento ante el temor de un boicot de organizaciones de la oposición, añade.

La capilla de Miraflores, levantada en el siglo XIX y donde oró el Papa Juan Pablo II, fue el lugar escogido por los novios, quienes disfrutarían su luna de miel en las costas cubanas, según especulaciones de la prensa.

Internacionales

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.